Václav Havel respalda a la disidencia cubana

06-03-2004

El ex presidente checo Václav Havel celebró recientemente su primer aniversario como ciudadano de a pié. Hace un año atrás terminó su periódo presidencial, pero sus actividades en la política internacional prácticamente no han mermado.

Al hacer repaso a su primer año lejos de la silla presidencial, Václav Havel hizo énfasis en el tema de la lucha por el respeto de los derechos humanos.

"He participado y seguiré participando activamente en actividades por el respeto de los DD.HH. en Cuba, en actividades que conduzcan a la democracia y la libertad en la Isla", dijo Havel.

El ex mandatario resaltó que en cooperación con la organización humanitaria checa People in Need han participado en diversas acciones para denunciar la falta de libertad de la que son víctimas los ciudadanos cubanos bajo el régimen castrista.

"He concedido entrevistas para la radio que transmite hacia Cuba, y cuando estuve en Florida me entrevisté con los representantes del exilio, y mantengo contacto con todos ellos", agregó el ex presidente Havel.

Con una gran dosis de sinceridad, el ex mandatario checo dijo que ahora, que ya no se veía sujeto a una serie de normas que tenía que cumplir como representante público, diponía de mayor libertad para referirse a una serie de temas de carácter nacional e internacional, y que el año transcurrido había sido una gran experiencia en medio de la sociedad cívica, por lo seguiría luchando por el respeto de los derechos humanos.

Y en este sentido se refirió también a la difícil situación de los periodistas en Bielorrusia y a la de los opositores en Myanmar, país antiguamente conocido como Birmania.

"En dos oportunidades presenté la candidatura de mi amigo Oswaldo Payá al premio Nobel de la paz, y en el tema de Cuba todavía tengo planes, pero creo que todavía no es conveniente revelarlos" subrayó Havel.

El ex presidente Václav Havel, es embajador de Buena Voluntad de la República Checa y como antiguo disidente, que se enfrentó al extinto régimen comunista checoslovaco, ha hecho suya la lucha por la defensa de los derechos humanos.

En Praga se encuentra la sede del Comité Internacional por la Democracia en Cuba, que además de Havel integran intelectuales y personalidades del mundo entero como por ejemplo la ex secretaria de Estado de EE.UU. Madeleine Albrigth, el ex presidente de Costa Rica Luis Alberto Monge, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, Elena Bonner, y muchos más.

06-03-2004