Štěpánek sorprende a todos al jugar su quinta final de un Grand Slam

01-02-2016

El tenista Radek Štěpánek estuvo cerca de su segundo triunfo en el cuadro de dobles del Abierto de Australia. Aunque cayó en la final, junto a Daniel Nestor, ante la pareja Murray-Soares, el dúo checo-canadiense se convirtió en la mayor sorpresa del primer Grand Slam de la temporada.

Radek Štěpánek y Daniel Nestor, foto: ČTKRadek Štěpánek y Daniel Nestor, foto: ČTK El dúo Štěpánek-Nestor entró de manera estupenda en la final del dobles del Abierto de Australia haciéndose con la primera manga por 6-2. Sin embargo, luego permitieron la remontada a la dupla Jamie Murray y Bruno Soares, que triunfaron con parciales de 6-4 y 7-5.

El checo ha jugado su quinta final de un Grand Slam. En 2012 junto al indio Leander Paes triunfó en Melbourne y un año después ganó además el Abierto de Estados Unidos.

Esta vez estuvo cerca de completar el triplete con el canadiense Nestor.

Jamie Murray y Bruno Soares, foto: ČTKJamie Murray y Bruno Soares, foto: ČTK “Siempre es difícil tragarte una derrota en la final de un Grand Slam. Tengo la sensación de que jugamos mejor que el rival, pero, por desgracia, nos faltó un poco de suerte para ganar. No obstante, nos vamos con la frente en alto y podemos estar orgullosos de lo que hemos logrado aquí”, dijo una vez terminado el partido.

La pareja más vieja del dobles masculino sorprendió a todos

Jamie Murray, Bruno Soares, Radek Štěpánek y Daniel Nestor, foto: ČTKJamie Murray, Bruno Soares, Radek Štěpánek y Daniel Nestor, foto: ČTK Štěpánek y Nestor formaron la pareja más vieja del torneo. El checo, de 37 años, con su compañero que le lleva aun seis años más, habían jugado juntos un solo partido antes del Abierto de Australia. En el torneo de Brisbane cayeron en la primera ronda y nadie esperaba que en Melbourne pudieran llegar hasta la final.

Además, tomando en cuenta que Štěpánek acaba de superar sus crónicos problemas de salud.

“En vista de mis problemas de salud, me siento como ganador a pesar de caer. Tras dos años pasé sin problemas la pretemporada y este resultado logrado ya el primer mes del año es para mí un increíble impulso. Ante todo, quisiera dar las gracias a mi equipo, sin la gente que me rodea no estaría aquí ahora delante de ustedes como finalista de un Grand Slam”, subrayó.

Lucie Hradecká y Andrea Hlaváčková, foto :ČTKLucie Hradecká y Andrea Hlaváčková, foto :ČTK El tenis checo tuvo sus representantes también en la final del dobles femenino. La pareja Hlaváčková-Hradecká tampoco pudo celebrar la victoria tras caer ante la dupla número uno mundial, Martina Hingis y Sania Mirza, por 6-7 y 3-6.

01-02-2016