Chequia conquista a Rumanía gracias a su tenista número dos

08-02-2016

Karolína Plíšková se convirtió en la jugadora clave para la victoria del equipo checo de tenis en la primera jornada de la Copa Federación disputada el fin de semana en Rumanía. La jugadora número dos checa logró dos puntos en los individuales, contra Halep y Niculescu, mientras que en el dobles decisivo venció, junto a Barbora Strýcová, a la dupla local Mitu-Olaru.

Petra Kvitová, foto: ČTKPetra Kvitová, foto: ČTK Al igual que en la final de la Copa Federación del año pasado contra Rusia, el fin de semana en Rumanía Karolína Plíšková salvó a las checas, que estaban perdiendo por 1-2 antes del cuarto individual.

La número dos checa rectificó las pérdidas de la líder del equipo checo, Petra Kvitová, que el sábado sufrió una derrota inesperada contra Monica Niculescu, que ocupa el lugar 37 del ranking mundial, y al día siguiente no pudo ni con Simona Halep.

Plíšková: “No soy heroína”

Karolína Plíšková, Petr Pála y Barbora Strýcová, foto: ČTKKarolína Plíšková, Petr Pála y Barbora Strýcová, foto: ČTK Las checas quedaron en juego gracias a que Plíšková se impuso sobre la número tres en el primer individual de la contienda y luego puso tablas en el marcador al superar a Niculescu.

La tenista de 23 años de edad se alegró de haber triunfado, junto a Barbora Strýcová, también en el dobles decisivo, al igual que en la final del año pasado.

“Aprecio mucho haber ganado los dos individuales y, por supuesto, también la victoria en el dobles, porque en él aún no he conseguido muchos buenos resultados. Así que me alegro de haber ganado los tres partidos. Gasté mucha energía para ello, así que ahora descansaré unos días, pero de seguro estos partidos figurarán entre mis victorias que más valor tienen para mí”.

Karolína Plíšková, foto: ČTKKarolína Plíšková, foto: ČTK A pesar de convertirse en la jugadora clave checa en Rumanía, Plíšková rechazó apropiarse del mérito exclusivo de la victoria.

“No quiero ser considerada como una heroína, porque el equipo está integrado por mucha gente y no ha sido solo mi trabajo. Aunque Petra esta vez cayó en los dos partidos, se esforzó al máximo por conseguir los puntos. Y en el dobles triunfamos con Barbora, así que no es solo mi mérito. A veces a uno le sale todo bien, pero la próxima vez puedo ser yo quien pierda los dos individuales”, indicó.

Suiza, un rival muy fuerte para las semifinales

Martina Hingis, foto: ČTKMartina Hingis, foto: ČTK Las checas se enfrentarán a mediados de abril a una Suiza que también se metió a las semifinales hasta triunfar en el dobles en una trepidante batalla disputada en Alemania.

Con las jugadoras número 11 y 15 mundial, Belinda Bencic y Timea Bacsinszky, respectivamente, para individuales y Martina Hingis, número uno del ranking de dobles, Suiza será un rival bastante fuerte, indicó Barbora Strýcová.

“Es un contrincante muy difícil, eso sí. Además volveremos a jugar afuera. Suiza cuenta con dos jugadoras en el Top 20. Pero nosotras también tenemos jugadoras excelentes. Así que ya veremos quién será convocado y cómo terminará el partido”, dijo.

Belinda Bencic, foto: ČTKBelinda Bencic, foto: ČTK En el partido contra Alemania, Suiza se impuso sobre todo gracias a Bencic, que al igual que Plíšková, logró dos puntos en los individuales para imponerse luego en el dobles decisivo junto a Martina Hingis.

La tenista de origen checo-eslovaco, de 35 años de edad, destacó el talento de Bencic, que a sus 18 años toca fuertemente la puerta del Top Ten del ranking mundial del tenis femenino.

“Creo que Belinda tiene un gran potencial y talento. Ha mejorado mucho en comparación con el año pasado, cuando ganó dos torneos, derrotando incluso a Serena Williams. Creo que aún puede mejorar un par de cosas, pero ya está casi en el Top Ten. Espero que siga así”, expresó Hingis.

Foto: ČTKFoto: ČTK La contienda entre Chequia y Suiza se efectuará entre el 16 y 17 de abril, con la mayor probabilidad, en la ciudad de Ginebra.

En la segunda semifinal se enfrentará Francia, que se impuso cómodamente ante Italia por 4-1, a una Holanda que superó para gran sorpresa de todos a la favorita Rusia por 1-3.

08-02-2016