El campeón checo tropieza

03-08-2015

El Pilsen sufrió un resbalón en la segunda jornada de la liga checa de fútbol. El campeón cayó por la mínima en la cancha del Dukla. También su gran rival, el Sparta de Praga, tuvo miedo de volver a perder otros puntos a principios de la temporada, pero al final remontó frente al Baník de Ostrava en los últimos diez minutos de la contienda.

FC Plzeň contra el  Dukla de Praga, foto: ČTKFC Plzeň contra el Dukla de Praga, foto: ČTK En un choque ofensivo superior al término medio de la Liga Synot, el Pilsen pagó caro su falta de contundencia. Tras desaprovechar varias de sus ocasiones, los cerveceros encajaron el gol decisivo en el minuto 77 gracias a un remate logrado de Tomáš Berger.

El campeón pudo haber salvado por lo menos un punto dos minutos más tarde, pero Kovařík falló la portería de un penal.

Pese a la caída, el entrenador del equipo de Bohemia Occidental, Miroslav Koubek, se mostró satisfecho con el rendimiento de sus pupilos.

“Creo que hoy hemos jugado aquí mejor que en primavera cuando ganamos por 3-2. Hemos presionado al rival, nuestro juego tuvo buenos parámetros y ritmo. Hemos logrado neutralizar los contragolpes peligrosos del Dukla, aunque a veces a duras penas. Pero eso suele pasar, si juegas de manera activa. Así que estoy satisfecho”, afirmó el técnico.

FC Plzeň contra el  Dukla de Praga, foto: ČTKFC Plzeň contra el Dukla de Praga, foto: ČTK También el Sparta de Praga jugó un partido muy peleado y tuvo problemas con penetrar la red del rival durante 80 minutos de juego contra el Baník de Ostrava.

El equipo moravo en la capital checa abrió el marcador con un gol de Kouřil en el minuto 63 y estuvo cerca de saquear el Generali Arena.

Sin embargo, el capitán local David Lafata, que ha regresado al once del subcampeón tras superar problemas de salud, volvió la esperanza al Sparta, al poner tablas en el minuto 80.

David Lafata (en el centro), foto: ČTKDavid Lafata (en el centro), foto: ČTK “Aún respiraba con dificultad, pero los muchachos me ayudaron, así que no tuve que correr tanto, porque ellos enviaban bien los balones al área grande. El resultado está bien, aunque el rendimiento todavía ha sido un poco tosco. Pero la victoria cuenta y eso nos da mucha alegría”, mencionó el delantero.

El gol de empate de Lafata despabiló a sus compañeros de equipo. Cinco minutos después Dočkal marcó el gol de la victoria y en el descuento el nigeriano Fatai selló el triunfo de los rojos.

Pero ahora tanto el Pilsen como el Sparta ya se están concentrando plenamente en las vueltas de la tercera jornada preliminar de la Liga de Campeones que se jugarán este miércoles. Ambos equipos han alcanzado resultados muy prometedores en la ida: el Pilsen defenderá en casa la victoria de 2-1 lograda en el estadio del Maccabi Tel Aviv, mientras que el Sparta de Praga tratará de pasar por encima del CSKA Moscú, con el que empató a dos la semana pasada en la capital rusa.

03-08-2015