El Pilsen asume el liderazgo de la liga

03-10-2016

El Pilsen asumió el liderazgo de la liga tras golear al Hradec Králové por 4-1 y adelantarse al Zlín que no salió del empate a dos frente al Jablonec. Por su parte, el Sparta sigue ocupando la cuarta plaza muy a su pesar después de empatar a tres en Brno, cuando los locales pusieron tablas en el marcador de un fuera de juego en el descuento.

Michael Krmenčík (en el centro), foto: ČTKMichael Krmenčík (en el centro), foto: ČTK El campeón vigente, el Pilsen, ha asumido el liderazgo de la liga checa de fútbol, una vez clausurada la novena jornada del torneo, en la que batió cómodamente al Hradec Králové por 4-1.

Dos tantos marcó Michael Krmenčík, que saltó a la cancha desde el principio de la contienda a diferencia de los anteriores partidos ligueros.

“El entrenador me dijo que me preparase, que jugaría desde el principio. Yo le comenté que me gustaría marcar un gol y él me contestó que no iba a anotar solo uno, sino dos. Así que me lo pronosticó y me alegro de habérselo cumplido. Merecimos ganar este partido, así como asumir el liderazgo de la liga”, dijo.

Zlín - Jablonec, foto: ČTKZlín - Jablonec, foto: ČTK Gracias a este abultado resultado, el Pilsen se puso a la frente de la clasificación ya que tiene mejor diferencia de goles que el Mladá Boleslav, que se impuso por la mínima ante el Dukla.

Por su parte, el ex líder de la clasificación, el Zlín, se hundió al tercer lugar al no salir del empate a dos frente al Jablonec, contra el que salvó el único punto marcando dos goles en los últimos seis minutos del tiempo regular.

El Sparta se siente agraviada tras empatar en Brno

Alois Hyčka y Michal Kadlec, foto: ČTKAlois Hyčka y Michal Kadlec, foto: ČTK Por su parte, el Sparta no ha enlazado con la victoria sobre el Inter de Milán, en la Europa League, y solo empató a tres en un partido loco disputado en la cancha del Brno.

Los locales abrieron el marcador en el minuto 4. El Sparta remontó con dos goles en la primera parte. Tras el descanso, el Brno falló un penal, pero al final pudo poner tablas más tarde. El Sparta volvió a adelantarse en el minuto 88. Pero Hyčka empató en el último suspiro del partido, aunque marcó de un fuera de juego desapercibido por el colegiado, según se quejara el guardameta del Sparta, Tomáš Koubek, una vez terminado el choque.

“Todo nos funcionó bien. Remontamos, sobrevivimos un penal, marcamos al 3-2 al final del partido y luego sucedió esa cosa. Por supuesto no pude verlo tan bien como la juez de línea, pero me extrañó que delante de mí hubiera un rival y nadie en nuestra camiseta, me dije que algo andaba mal. Bueno, si según las nuevas reglas esto no es un fuera de juego, pues no lo es”, indicó en tono irónico el arquero.

Tomáš Koubek, foto: ČTKTomáš Koubek, foto: ČTK La liga checa se interrumpirá próximamente debido a la pausa de selecciones debido a la segunda jornada de las eliminatorias para el Mundial 2018. Los checos jugarán este sábado (8 de octubre) en Alemania, clara favorita del grupo C, que contará en Hamburgo con todos sus puntales. Mientras que el próximo martes (11 de octubre), los checos recibirán a Azerbaiyán en la ciudad de Ostrava.

El equipo nacional ocupa la tercera posición del grupo C tras empatar a uno contra Irlanda del Norte a principios de septiembre en Praga.

 

03-10-2016