El Slavia asume el liderazgo, el Sparta sigue abatido

27-02-2017

El Slavia de Praga asumió el liderazgo de la liga checa de fútbol tras destrozar al Příbram por 8-1 en la jornada 18 del torneo. Los rojiblancos se adelantaron al Pilsen, que no salió del empate en Zlín, y se alejaron a un Sparta sumergido en una profunda crisis, que culminó con su derrota por 1-3 en Jablonec.

Jablonec - Sparta, foto: ČTKJablonec - Sparta, foto: ČTK El centrocampista del Jablonec, Mirzad Mehanović, se convirtió en el futbolista más aclamado de la 18ª jornada de la liga checa de fútbol. El bosnio sentenció el partido contra el Sparta, al anotar dos goles transcurridos apenas 20 minutos de juego, lo que contribuyó de manera decisiva al triunfo de 3-1 de su equipo frente al subcampeón vigente.

Mientras que los Cristaleros vivieron este domingo uno de sus mejores momentos de esta temporada, la hinchada del Sparta está mirando desesperada cómo se están hundiendo todos los planes de su equipo.

Bořek Dočkal, foto: ČTKBořek Dočkal, foto: ČTK Después de quedar eliminado de la Europa League por el Rostov ruso, el Sparta tuvo que despedirse de su líder, Bořek Dočkal, que fichó por el Henan Jianye chino y ahora debe presenciar cómo se le va alejando el título liguero. Aunque el capitán de los rojos David Lafata sigue insistiendo a sus compañeros que no todo está perdido.

“Seguimos teniendo cierta oportunidad de triunfar. Ahora tenemos que concentrarnos en frenar nuestra caída para que el Sparta vuelva a ganar. Estamos en un periodo estéril, nada es como debería ser, nos falta ligereza”, indicó el delantero.

La máquina rojiblanca

Jablonec - Sparta, foto: ČTKJablonec - Sparta, foto: ČTK Mientras que el Sparta se ve deprimido profundamente, su eterno rival, el Slavia, está pasando por una época fenomenal.

Los rojiblancos el fin de semana golearon al Příbram por 8-1, asumieron el liderazgo de la liga y están buscando con insistencia la reconquista del título tras una pausa de ocho años, a pesar de que el entrenador Jaroslav Šilhavý advierte que la parte más difícil del torneo aún está por venir.

“Todo esto puede resultar fugaz. Puede que aumentemos la ventaja, puede que no. Es agradable, pero en estos momentos no significa nada. Los partidos grandes aún los tenemos por delante y ellos nos mostrarán cómo estamos realmente”, señaló.

Jaroslav Šilhavý, foto: ČTKJaroslav Šilhavý, foto: ČTK Uno de los partidos claves para el desarrollo de la liga se jugará el próximo domingo (5 de marzo), cuando el Slavia reciba al Pilsen, en una batalla del líder contra el segundo equipo de la clasificación.

Por su parte, el Sparta, que sigue en tercer lugar, no se puede permitir otro resbalón en el partido contra el Dukla de Praga en casa, si quiere seguir pensando en cantar el alirón este año.

27-02-2017