El tenis femenino checo prosigue su época dorada

14-11-2016

El equipo checo de tenis ganó la Copa Federación por tercera vez consecutiva después de superar en Estrasburgo a Francia por 3-2. Las pupilas de Petr Pála se convierten en la generación checa más exitosa al cantar el alirón por quinta vez en los últimos seis años.

Foto: ČTKFoto: ČTK Después del triunfo checo este fin de semana en Francia, Petr Pála, con cinco títulos, es el capitán más exitoso de toda la historia de la Copa Federación.

El ex jugador de 41 años, que alzó la copa con el cuadro nacional en 2011, 2012 y en los últimos tres años, subrayó que tiene la suerte de tocarle liderar la generación dorada del tenis femenino checo.

“El éxito se debe a que tenemos suerte y muchachas muy hábiles. Además contamos con una base muy amplia de jugadoras buenas de manera que una puede reemplazar a otra fácilmente. Ese es nuestro mayor fuerte. Llevo diciéndolo todo el rato, sin eso sería imposible seguir ganando. Me alegro mucho de que hayamos vuelto a triunfar”, expresó Pála.Foto: ČTKFoto: ČTK

Sus palabras lo confirma el desarrollo de la contienda disputada el fin de semana en Estrasburgo. Después de caer el domingo Karolína Plíšková ante Caroline Garcia en la batalla de las jugadoras número uno, las francesas se pusieron adelante por 2-1 haciéndose con dos oportunidades para sentenciar la final teniendo a la disposición una de las mejores parejas mundiales para el dobles Garcia-Mladenovic.

Strýcová, de sustituta a heroína

Petra Kvitová, foto: ČTKPetra Kvitová, foto: ČTK Además la número dos checa, Petra Kvitová, se lesionó el sábado y no pudo saltar a la pista. En vista de su ausencia, fue Barbora Strýcová la que se convirtió en la jugadora clave para el triunfo checo.

La sustituta primero puso tablas en el marcador al derrotar a Alizé Cornet por 6-2 y 7-6 para lograr el punto decisivo en el dobles junto a Karolína Plíšková.

Strýcová subrayó que estas dos victorias figurarán entre sus triunfos más importantes para siempre.

Karolína Plíšková y Barbora Strýcová, foto: ČTKKarolína Plíšková y Barbora Strýcová, foto: ČTK “Uno nunca se cansa de las victorias, copas y medallas. Cada una tiene su historia y esta será excepcionalmente dulce para mí, en particular, cuando la recuerde en el futuro después de haber dejado de jugar al tenis”, mencionó.

Strýcová y Plíšková repitieron así la historia del año pasado cuando en Praga también lograron el punto decisivo en el dobles de la final contra Rusia.

Strýcová-Plíšková derrotan a la pareja número dos mundial

La victoria sobre Mladenovic-Garcia por un doble 7-5 es tanto más apreciable, ya que las francesas se especializan en el dobles, siendo actualmente la pareja número dos mundial, mientras que las checas juegan juntas ocasionalmente. Pese a ello, en la pista les funciona muy bien.

Karolína Plíšková, foto: ČTKKarolína Plíšková, foto: ČTK“Ya hemos jugado juntas algunos dobles, así que estábamos convencidas de que podríamos volver a ganar. Bára es muy motivadora, sabe animarme, cuando paso un momento flojo. Al igual que si le va mal a ella, le ayudo yo, nos complementamos muy bien y siempre nos ha salido”, destacó Plíšková.

Así lo indicó la jugadora más importante desde el punto de vista del desarrollo de todo el torneo, ya que Plíšková logró siete de los nueve puntos logrados por el equipo checo este año en la Copa Federación, ya sea en individuales o en dobles.

El equipo checo ha alzado la Fed Cup por décima vez, al ganar diez de las once finales disputadas. Más trofeos, 17, ha conquistado solo el equipo de Estados Unidos.

Al completar el triplete este año, las checas emularon el resultado de las españolas, que lo lograron hace 21 años.

Precisamente España será el próximo rival de las checas en la primera ronda del torneo el año que viene. La contienda se jugará a principios de febrero en la ciudad de Ostrava.

14-11-2016