Fed Cup: EE.UU. corta la racha checa

24-04-2017

El equipo checo de tenis no tendrá la posibilidad de luchar por su cuarta Copa Federación consecutiva esta temporada. En las semifinales disputadas en Miami, Estados Unidos cortó la racha checa de 10 victorias en dicho torneo.

El capitán Petr Pála debatiendo con la número uno checa, Kateřina Siniaková. Foto: ČTK.El capitán Petr Pála debatiendo con la número uno checa, Kateřina Siniaková. Foto: ČTK. El equipo estadounidense de tenis cortó la imbatibilidad del cuadro checo en la Copa Federación que había durado cuatro años. Chequia cayó la última vez en 2013 en la tierra batida italiana. A partir de allí había contado sus partidos por victorias, aunque esta vez se encontraba en una situación muy complicada.

El capitán checo, Petr Pála, tuvo que prescindir de las cuatro mejores jugadoras nacionales, que había obtenido los últimos triunfos checos.

Pála se vio obligado a apostar por jóvenes inexperimentadas en la contienda contra Estados Unidos que, por su parte, tampoco podía contar con sus mejores raquetas, las hermanas Williams y Keys Madison.

Kateřina Siniaková ganó el primer punto para las checas el sábado. Foto: ČTK.Kateřina Siniaková ganó el primer punto para las checas el sábado. Foto: ČTK. De esa forma, la raqueta número uno checa fue la número 38 mundial, Kateřina Siniaková, a la que le cubría la espalda Markéta Vondroušová, de apenas 17 años de edad.

Esta segunda ocupa hasta el lugar 114 del ranking mundial, pero como reciente ganadora del torneo de Biena recibió la confianza del capitán checo, y se la agradeció: Aunque en la primera jornada no pudo contra una impecable Coco Vandewegh, en su segundo individual puso tablas en la contienda y forzó el dobles decisivo al derrotar a Lauren Davis por 6-2 y 7-5.

Cayeron con coraje

El capitán Petr Pála se mostró muy satisfecho con el rendimiento de sus pupilas, a pesar de la derrota.

Vondroušová:
“Seguramente hemos sentido presión, en general. Todo ha sido nuevo. Me alegro de haberme mentalizado bien. Toda la semana ha sido perfecta”.

“Markéta superó a la jugadora número 36 mundial. Eso sería un gran triunfo en cualquier torneo. Además se impuso, cuando estuvimos abajo por 1-2. Mostró un gran coraje y me quito el sombrero ante cómo remontó el segundo set. Me alegró la actuación de todas las muchachas. Tenemos que darnos cuenta de que hemos tenido aquí un equipo absolutamente inexperimentado y las chicas trabajaron y lucharon a tope”.

Estados Unidos sentenciaron la contienda en el dobles, en el que la jugadora número uno mundial de esa modalidad, Bethanie Mattek-Sands, apoyada por una fuerte Coco Vandewegh, no dio ninguna oportunidad a la pareja checa Kateřina Siniaková y Kristýna Plíšková.

Esta segunda, hermana gemela de la jugadora número tres mundial, Karolína Plíšková, se estrenó en la Copa Federación en un momento muy tenso.

Markéta Vondroušová forzó el dobles el domingo. Foto: ČTK.Markéta Vondroušová forzó el dobles el domingo. Foto: ČTK. “Para mí ha sido mi primer partido en la Copa Federación, y justo el decisivo, así que estuve un poco nerviosa. No es fácil estar sentada todo el fin de semana y saltar a la pista de repente y jugar contra una pareja tan buena, contra la que difícilmente habríamos ganado a pesar de rendir al máximo. Estamos decepcionadas”.

Aunque sufrieron una decepción, las jóvenes checas dejaron claro a la hinchada que puede contar con una nueva generación fuerte, que en el futuro podría reanudar los triunfos logrados últimamente por Kvitová, Šafářová, Plíšková, Strýcová y compañía. Que incluso de cara a la ausencia de las mejores tenistas, el equipo checo puede seguir pensando en conquistar la Copa Federación, por la que esta temporada pelearán Estados Unidos contra Bielorrusia, que se deshizo en la segunda semifinal de Suiza por 3-1.

24-04-2017