Gran actuación de Martina Sáblíková en el Campeonato Mundial de Patinaje

En esta edición de Flash deportivo les hablaremos sobre las medallas de oro conseguidas por la patinadora de velocidad checa Martina Sáblíková, también les contaremos que este fin de semana comenzó de nuevo la máxima competición del fútbol nacional checo. Y en tenis, las chicas no pudieron vencer a Rumanía en la Fed Cup.

Foto: ČTK / AP Photo / Matthias SchraderFoto: ČTK / AP Photo / Matthias Schrader

Martina Sáblíková, foto: ČTK / AP Photo / Matthias SchraderMartina Sáblíková, foto: ČTK / AP Photo / Matthias Schrader La patinadora checa Martina Sáblíková ha seguido agrandando su leyenda este fin de semana después de conseguir dos medallas de oro en el Campeonato Mundial de Patinaje de Velocidad sobre Hielo en Distancia Individual de 2019, que se ha celebrado en Alemania.

Ya durante la primera jornada, Sáblíková se hizo con la primera posición en la carrera de los 3000 metros, tan solo a medio segundo de la siguiente competidora.

Después, durante la jornada del sábado, a la patinadora checa le tocaba defender su título mundial en los 5000 metros. Y no solo lo consiguió, sino que se quedó a tan solo 2.5 segundos de superar el récord del mundo, del que ella misma es poseedora en la actualidad.

Martina Sáblíková, foto: ČTK / AP Photo / Matthias SchraderMartina Sáblíková, foto: ČTK / AP Photo / Matthias Schrader Tras su segunda medalla de oro en el torneo, Sáblíková no pudo contener las lágrimas, como relató para la Radiodifusión Checa.

“Cuando llegué a la pista me puse a llorar, porque mi hermano vino a verme. Y era la primera vez que lo veía desde la carrera de los 3000, así que me puse a llorar con él. Me había dicho a mí misma que estando él ahí, no me podía rendir".

La deportista de 31 años, que es ya una leyenda en su especialidad, tiene en sus vitrinas 19 medallas de oro de campeonatos del mundo.

Gracias a su magnífico torneo, la República Checa quedó tercera en el medallero del Campeonato Mundial de este año.

Se reanuda la liga checa de fútbol

Sparta Praga - Bohemians, foto: ČTK / Ondřej DemlSparta Praga - Bohemians, foto: ČTK / Ondřej Deml Después del parón invernal, volvió este fin de semana la liga de fútbol con su jornada número 20, que dejó una victoria para los dos principales equipos de Praga.

El Sparta Praga se enfrentaba en un derbi praguense al Bohemians, en un encuentro que no estuvo falto de polémica.

El equipo de Zdeněk Ščasný venció al Bohemians por 1-0 con un gol de penalti en el tiempo de descuento, después de un partido en el que el Sparta no despejó las dudas acerca de su juego que ya dejó en otoño, y donde los aficionados se mostraron molestos con el equipo a pesar de la victoria.

Por su parte, el triunfo del Slavia Praga permite a los rojiblancos distanciarse aun más del segundo clasificado, después de que su rival directo por el liderato, el Viktoria Pilsen, empatara contra el Mladá Boleslav.

Tomáš Souček, foto: ČTK / Michal KamarytTomáš Souček, foto: ČTK / Michal Kamaryt Sin mostrar tampoco un dominio abrumador, el Slavia hizo lo necesario para ganar 2-0 al Teplice en el Eden Arena. El primer gol llegó de forma tardía, tras un penalti que el centrocampista Tomáš Souček transformó en el minuto 83.

El propio Souček reconoció que experimentó lanzando su tiro al centro de la portería, confiando en que el portero se tiraría hacia alguno de los lados.

“Pensé que como era mi primer penalti en la liga, el portero no me conocía y seguramente iba a saltar a un lado. Y por suerte, lo hizo. Por un momento pensé qué pasaría si el portero se quedaba quieto en el centro, pero al final salió todo bien“.

Tras el final de la jornada 20, el Slavia Praga lidera la liga con 52 puntos, le siguen el Viktoria Pilsen con 45 y el Jablonec con 36. El Sparta Praga se sitúa cuarto con 35 puntos.

El equipo checo de Fed Cup cayó derrotado frente a Rumanía

Karolína Plíšková, foto: ČTK / Vladimír PryčekKarolína Plíšková, foto: ČTK / Vladimír Pryček El equipo checo de Fed Cup no podrá defender su título, tras perder por 2:3 contra el equipo rumano.

Había muchas esperanzas puestas en las chicas del equipo de Fed Cup, las vigentes campeonas del título. Especialmente después del 1:0 con el que se estrenaron, tras la victoria de Karolína Plíšková, que venció por 6:1 y 6:4 a la rumana Mihaela Buzarnescu.

Más tarde, la líder de las rumanas, Simona Halep, pondría el 1:2 en el marcador general tras vencer primero a Kateřina Siniaková y después a la propia Plíšková.

Barbora Krejčíková y Kateřina Siniaková, foto: ČTK / Vladimír PryčekBarbora Krejčíková y Kateřina Siniaková, foto: ČTK / Vladimír Pryček Kateřina Siniaková consiguió hacer el 2:2 en el encuentro que disputó contra Mihaela Buzarnescu, que dejaba todo en el aire para el último partido.

Pero desgraciadamente, en el enfrentamiento de dobles el equipo de Rumanía se impuso y consiguió así el definitivo 2:3.

En el equipo checo de Fed Cup participó por primera vez la tenista Barbora Krejčíková quien, a pesar de la decepción, evalúo de forma positiva su paso por esta competición y manifestó sus ganas de volver en el futuro.

“Era mi primer partido y lo he dado todo. Esperaba conseguir la victoria y que iba a ser una gran alegría, pero al final hemos perdido. Si el capitán desea volver a contar conmigo en el futuro, por supuesto estaré encantada”.

Con esta victoria, el equipo de Rumanía pasa a las semifinales de la Fed Cup. Las checas ahora deberán luchar por su permanencia en el Grupo Mundial después de una década gloriosa.