La liga checa de fútbol se jugará del 23 de mayo al 15 de julio

13-05-2020

Casi todos los clubes de fútbol checos votaron este martes a favor de la reanudación de la primera y la segunda división tras el parón por el coronavirus. La competición tendrá que alargarse hasta mediados de julio.

Foto: ČTK / Pancer VáclavFoto: ČTK / Pancer Václav Los equipos de fútbol de la primera y la segunda división checa se han puesto de acuerdo para terminar la competición nacional de este año, que en marzo se vio interrumpida a causa de la pandemia de coronavirus. El 23 de mayo, los jugadores volverán a vestir sus elásticas en partido oficial.

Foto: ČTK / Pancer VáclavFoto: ČTK / Pancer Václav Al respecto, el jefe de la Asociación de la Liga de Fútbol, Dušan Svoboda, ya había advertido previamente de las complicaciones que podían surgir con la máxima autoridad del fútbol europeo, la UEFA, si la liga se cancelaba. Sin embargo, en las votaciones de este martes el acuerdo fue mayoritario.

De la primera división, 13 de 16 equipos votaron a favor de continuar. Mientras que, en segunda división, fueron 15 de 16 los clubes que dieron su voto a que la liga se juegue. Este acuerdo incluye que la liga nacional celebre todos sus partidos de la forma habitual, lo que incluye, en el caso de la primera división, las liguillas finales para decidir al campeón, los descensos y las competiciones europeas.

Para que esto sea posible, la liga tendrá que alargarse hasta el 15 de julio para la primera división y hasta el 18 de julio para la segunda división. Esta prolongación suponía, en principio, uno de los obstáculos que no gustaban tanto a los equipos, aunque finalmente apenas hubo oposición.

Si por fuerza mayor no se jugaran todos los partidos, por ejemplo, por un nuevo rebrote de coronavirus, no se proclamará vencedor a ningún equipo ni habrá una clasificación final, según dijo Dušan Svoboda en nombre de la Liga.

“La liga puede que termine de jugarse o no. Según las normas de la competición, el torneo se acaba tras la disputa de 35 partidos. Si esto no puede cumplirse, no se establecerá una clasificación final”.

La reanudación del fútbol profesional en Chequia llega tras un análisis de la situación por parte de la Asociación de la Liga de Fútbol y el Ministerio de Salud. La conclusión es que es totalmente necesario que se respeten ciertas normas de higiene y que no haya público en los estadios, además, durante los partidos no podrá haber presentes más de 100 personas, incluyendo a los futbolistas y cualquier trabajador de los clubes.

Foto: ČTK / Pancer VáclavFoto: ČTK / Pancer Václav Como confirma el presidente de la Asociación de la Liga de Fútbol, se harán pruebas de coronavirus antes de la reanudación de la liga y una vez más antes de jugar las liguillas finales.

“Se hará un estudio epidemiológico. El objetivo de esta medida es evitar que los equipos tengan que ponerse en cuarentena”.

Precisamente el tema de la cuarentena ha sido uno de los más debatidos por periodistas y equipos de fútbol. Los clubes temen que, si uno de sus jugadores da positivo, todo el equipo tenga que ponerse en cuarentena. Dušan Svoboda declaró que no tiene sentido preocuparse por algo que es improbable que suceda, pero admitió que la posibilidad siempre estará ahí.

“La pregunta que más se repite es qué pasará si hay que establecer una cuarentena. Porque aparezcan uno o dos contagiados en un equipo no significa que todos tengan que ponerse en cuarentena, pero podría pasar. Los epidemiólogos dicen que es una opción posible”.

Las nuevas condiciones con las que debe continuar la liga de fútbol profesional son el principal motivo por el que unos pocos clubes no ven con buenos ojos continuar con la competición. Uno de esos equipos, el Opava de primera división, señala a través de su director, Jaroslav Rovñan, que jugar sin público les perjudicará económicamente.

Cruce de declaraciones Slavia – Sparta

Jaroslav Tvrdík, foto: Štěpán Kotrba, ČRoJaroslav Tvrdík, foto: Štěpán Kotrba, ČRo Por otro lado, los debates en torno a la reanudación de la liga también han dejado un cruce de declaraciones entre los grandes rivales históricos del fútbol checo, Slavia y Sparta.

El presidente del Slavia Praga, Jaroslav Tvrdík, escribió en su cuenta de Twitter que la Asociación de la Liga de Fútbol tenía especial interés en continuar con la competición con la esperanza de que el Viktoria Pilsen pueda adelantar al Slavia y el Sparta pueda clasificarse para jugar en Europa. Tvrdík cuestionó si se habría tomado otra decisión si los rojiblancos no fueran líderes.

Contra estas palabras se manifestó el director general del Sparta Praga, František Čupr, quien dijo que su equipo querría ganarse su puesto en el campo aunque fuese primero. Čupr añadió que las declaraciones de Tvrdík muestran que el Slavia tiene miedo de perder el liderato.

13-05-2020