Los favoritos se imponen a duras penas

10-04-2017

La situación en la lucha por el título de la liga checa de fútbol no ha cambiado una vez terminada la jornada 23 del torneo. Tanto el líder, el Pilsen, como su perseguidor, el Slavia, ganaron, aunque salvaron sus triunfos a diez minutos para el final de sus respectivos partidos.

Pilsen - Hradec Králové, foto: ČTKPilsen - Hradec Králové, foto: ČTK Tanto el Pilsen, como el Slavia ganaron en la jornada 23 de la liga checa de fútbol, por lo que no ha cambiado nada en la cima de la clasificación.

El Pilsen sigue manteniendo la ventaja de un punto por encima del Slavia, tras imponerse por la mínima en Hradec Králové, con un gol de Hejda marcado hasta en el minuto 81.

Los cerveceros mostraron un rendimiento soso en la cancha del equipo que lucha por la permanencia.

El nuevo entrenador rojiazul, Zdeněk Bečka, pidió más tiempo para lavar la imagen de sus pupilos, que en vano están buscando la forma de cara a las últimas siete jornadas para el fin de la liga.

“No tuvimos mucho tiempo para reorganizar el equipo según nuestras ideas. Hemos tenido apenas dos o tres entrenamientos, porque jugamos ya el viernes. Ahora tendremos más tiempo y estoy convencido de que todo saldrá mejor”, indicó.

Zdeněk Bečka, foto: ČTKZdeněk Bečka, foto: ČTK También el Slavia logró salvar en Karviná el triunfo de 1-2 hasta a diez minutos para el final del partido gracias a una diana de Mešanovič, autor de los dos goles rojiblancos.

Por su parte, el Sparta de Praga, que en tercer lugar de la clasificación sigue soñando en la sombra con el título pese a la desventaja de 10 puntos respecto al Pilsen, se impuso con una diferencia de apenas un gol sobre el Brno.

Los rojos ganaron por 3-2, aunque la verdad es que no sufrieron tanto nerviosismo y pudieron haber logrado un resultado más abultado de haber aprovechado sus ocasiones para marcar en el segundo tiempo.

10-04-2017