Mundial 2018: Chequia no se puede permitir resbalar frente a Azerbaiyán

10-10-2016

Una victoria. Ese es el único resultado aceptable para la selección checa de fútbol contra Azerbaiyán en la tercera jornada de las eliminatorias para el Mundial 2018 que se jugará este martes en la ciudad de Ostrava. En el grupo C, los checos suman un solo punto después de caer el sábado en Alemania por 0-3 y haber empatado a cero en casa frente a Irlanda del Norte.

Foto: ČTKFoto: ČTK No se produjo un milagro el sábado pasado en la ciudad de Hamburgo. Los checos quisieron jugar un partido abierto contra el campeón mundial vigente, pero pronto pusieron en evidencia que no eran capaces de hacerlo.

Alemania se impuso con autoridad por 3-0, pero el resultado pudo ser mucho más abultado si los locales hubieran aprovechado todas sus ocasiones para marcar, mientras que los checos lanzaron un solo tiro directo a la puerta de Manuel Neuer.

Pese a la paliza sufrida en Hamburgo, el entrenador Karel Jarolím está convencido de que el cuadro nacional no debería cambiar de estrategia.

Karel Jarolím, foto: Petr Pavel, ČRoKarel Jarolím, foto: Petr Pavel, ČRo La selección checa fue muy criticada en la Eurocopa por concentrarse demasiado en la defensa, mientras que Jarolím prefiere lanzarse más al ataque, aunque debiera pagar caro su osadía, como sucedió en Alemania.

“Tras la mala imagen que dejamos en la Eurocopa, no queríamos que los jugadores se concentrasen únicamente en la fase defensiva. Por supuesto, nos lo imaginábamos un poco diferente en algunos momentos del partido, pero queremos seguir por este camino, o sea, jugar con valentía y de manera ofensiva. Estoy convencido de que es correcto y eso no cambia ni de cara a la derrota por 0-3 en Alemania”, señaló.

Chequia con mediocampo en ruinas contra un Azerbaiyán impecable

Sumando un solo punto de dos partidos, al no haber salido del empate a cero en casa frente a Irlanda del Norte, los checos no se pueden permitir otro resbalón este martes en el partido contra Azerbaiyán.

Foto: ČTKFoto: ČTKSin embargo, el equipo caucásico por el momento cuenta por victorias sus partidos en la clasificación: después del triunfo obligatorio frente a San Marino, saqueó inesperadamente a Noruega, donde se impuso por la mínima.

Los checos así necesitan derrotar a los azerbaiyanos en casa para impedirles que abran aún más la brecha que los separa, según subrayó el centrocampista David Pavelka.

“Azerbaiyán suma seis puntos. Será un partido muy desagradable, pero si queremos seguir pensando en el pase al Mundial, tenemos que sacar puntos en casa”, expresó.

Precisamente Pavelka se perderá el partido por acumulación de tarjetas amarillas, lo que complica aún más la situación en el mediocampo checo, donde faltarán además Rosický, Darida, Vácha y Frýdek, todos de baja por lesión.

El balón comenzará a rodar en Ostrava este martes a las 20:45, hora centroeuropea.

 

Clasificación para el Mundial 2018:

10-10-2016