Torneo de Praga se despide de la mayor favorita

02-05-2017

El Torneo de Praga perdió a su primera cabeza de serie ya en la primera ronda. La número tres mundial, Karolína Plíšková, sucumbió ante la italiana Camila Giorgi. Por su parte, la joven Markéta Vondroušová sigue con su fenomenal forma y pasó a la siguiente fase tras deshacerse de la alemana Carina Witthöft.

Karolína Plíšková, foto: robbiesaurus, CC BY-SA 2.0Karolína Plíšková, foto: robbiesaurus, CC BY-SA 2.0 Karolína Plíšková sufrió un fracaso inesperado ante las gradas locales en el J&T Banka Prague Open de 2017 que forma parte de los torneos internacionales de la WTA.

En la tierra batida praguense, la primera cabeza de serie cayó ante la número 99 mundial, la italiana Camila Giorgi, con parciales de 6-7 y 2-6, y se despidió de la hinchada local nada más jugar un solo partido.

Algo parecido le pasó esta temporada solo en febrero en Dubái. Plíšková, ganadora y semifinalista de los últimos dos torneos disputados en la capital checa, reconoció que no se movía muy bien y que se vio obligada a jugar de manera defensiva la mayor parte del partido.

“Ella sacaba muy bien. Me impedía presionarla tanto con su primero como con su segundo saque. Pude someterla a presión solo con mi servicio, pero no me salía siempre, así que casi todo el partido me vi obligada a jugar bajo presión yo”.

Con esas palabras resumió el choque Karolína Plíšková que espera rendir mejor en su próximo torneo en Madrid, según agregó.

Markéta Vondroušová:
“Ya no lo veo todo con los ojos como platos”

Mientras que la raqueta número uno nacional decepcionó a la hinchada de Praga, la joven Markéta Vondroušová entusiasmó a las gradas al derrotar a Carina Witthöft tras dos horas y medio de juego.

La joven de 17 años de edad se impuso ante la alemana por 6-7, 7-5 y 6-2, a pesar de sufrir contracciones en la pantorrilla izquierda a finales del segundo set.

“Cuando sufrí los espasmos, sabía que no aguantaría jugar largos peloteos y correr tres horas por la pista. En ese momento me relajé, empecé a buscar los puntos con más insistencia. Creo que eso fue decisivo, que traté de rematar más a partir de ese momento”, subrayó.

Markéta Vondroušová, foto: ČTKMarkéta Vondroušová, foto: ČTK Los dos mil quinientos hinchas que acudieron a las gradas del Sparta, ovacionaron a la joven, que hace poco ganó inesperadamente el torneo suizo de Biena y con la selección nacional disputó las semifinales de la Copa Federación contra Estados Unidos.

La jugadora número 115, que juega en Praga gracias a una tarjeta de invitación, demostró que este año puede pensar incluso en una meta más alta que el año pasado, cuando se despidió del torneo praguense en la segunda ronda al caer ante la australiana Samantha Stosur.

“Ahora que jugué los torneos más grandes y la Copa Federación ya no lo veo todo con los ojos como platos. El año pasado, contra Stosur, estuve muy nerviosa, ahora ya estoy acostumbrada”, mencionó.

En la segunda ronda, Vondroušová se enfrentará a la ganadora del duelo entre la croata Ana Konjuh y la eslovaca Jana Čepelová. En caso de avanzar en los cuartos de final se cruzaría con la ex número uno mundial, la danesa Caroline Wozniacki, que se convirtió en la mayor favorita del torneo tras la eliminación de Plíšková.

02-05-2017