Los mayores éxitos checoslovacos de los años 60

29-01-2017

Los años 60 evocan la Guerra Fría, el surgimiento del movimiento de los hippies, la revolución sexual, disturbios estudiantiles y el nacimiento del rock, entre otras cosas. En la Checoslovaquia comunista fue una época de cierta liberalización que en 1968 impulsó una intentona reformista conocida como Primavera de Praga, que fue aplastada poco después por los tanques soviéticos. En esa agitada época surgieron numerosos éxitos inmortales de la música checoslovaca. Les invitamos a repasar con Radio Praga las listas de popularidad de aquella época año por año.

La fuerza de los duetos

Waldemar Matuška, foto: archivo de APFWaldemar Matuška, foto: archivo de APF En 1960, Waldemar Matuška arrasó en las listas de popularidad checoslovacas con su canción ‘Souvenirs’.

Matuška debutó con este tema el año, cuando varios países africanos, como Camerún y Togo, lograron la independencia, cuando nació Michael Stipe, líder del grupo estadounidense R.E.M. y cuando fue inventada la minifalda, por ejemplo.

Dicha pieza arrancó su trayectoria fabulosa durante la cual se convirtió en uno de los intérpretes más populares a nivel nacional que conquistaba las listas de popularidad.

Sin embargo, en 1961 dominó en el éter checoslovaco otro cantante, Milan Chladil, y su dueto con Yvetta Simonová titulado ‘Sobre Nosotros Dos’ (O nás dvou).

Waldemar Matuška y Eva Pilarová, foto: ČTWaldemar Matuška y Eva Pilarová, foto: ČT

El año, cuando Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio, cuando comenzó la construcción del Muro de Berlín y cuando iniciaron su trayectoria The Beach Boys, entre otros, Checoslovaquia se volvía loca por la siguiente canción.

Pero en 1962, Waldemar Matuška regresó con bombos y platillos a la cima de la música pop checoslovaca.

El cantante lo logró gracias al dueto interpretado junto a la cantante Eva Pilarová titulado ‘Ah, El Amor Divino’ (Ach, ta láska nebeská).

Así en el año cuando en Praga fuera demolido el enorme monumento a Stalin y cuando la selección checoslovaca de fútbol se proclamara subcampeona mundial en Chile tras caer en la final ante Brasil por 1-3, y cuando surgió la banda Rolling Stones, nació uno de los mayores éxitos checoslovacos de todos los tiempos.

Carlitos El Divino irrumpe en el escenario

En 1963 conquistó por primera vez las listas de popularidad nacionales una de las mayores estrellas musicales checas, Karel Gott.

Karel Gott, foto: ČTKarel Gott, foto: ČT Carlitos El Divino, como suele ser apodado este intérprete, brilló con la canción ‘Los Ojos Cubiertos de Nieve’ (Oči má sněhem zaváté) en el año cuando fue asesinado el presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy, cuando Douglas Engelbart inventó el ratón de ordenador…

En el año cuando nació el líder de Metallica, James Hetfield, y cuando The Beatles lanzaron su primer disco ‘Please Please Me’.

En 1964, subió a la cima de las listas de popularidad checoslovacas Karel Kopecký con el mega éxito ‘Escalera al Cielo’ (Schody do nebe).

El cantante checo se adelantó así seis años a la famosísima balada epónima de Led Zeppelin ‘Stairway To Heaven’ en el año cuando Estados Unidos se declaró oficialmente en guerra contra Vietnam, cuando Nikita Jruschov fue reemplazado en el Kremlin por Leonid Brézhnev…

…cuando los Beatles cosechaban éxitos con ‘She Loves You’, mientras que los Rolling Stones con ‘It’s All Over Now’.

El camino por el paraíso

Continuamos en el año 1965 cuando comenzó la hegemonía inquebrantable de Karel Gott en el éter checo.

Si bien, Karel Kopecký cosechó éxito al querer construir a su novia una Escalera al Cielo, Carlitos El Divino triunfó al prometer a su pareja mostrarle el ‘Camino por el Paraíso’ (Cesta rájem).

Todo aquello en el año cuando Louis Armstrong tocó en Praga, lo que evidenciaba una liberalización de la Checoslovaquia comunista.

Ese año las tiendas checas empezaron a vender la anticoncepción para mujeres y el papel de aluminio. En el mundo nacieron el guitarrista de Guns N’ Roses, Slash, o la cantante islandesa Björk, mientras que Bob Dylan lanzó uno de sus discos más apreciados ‘Highway 61 Revisitited’.

Mientras que los Beatles dejaron de actuar en público en 1966, Karel Gott ese año seguía gozando de una enorme popularidad en Checoslovaquia.

Aunque no se atrevió a decir que era más popular que Jesús, como lo dijo John Lennon ese año al referirse a la trayectoria de la banda de Liverpool, Karel Gott seguía dando numerosos conciertos tanto en los países del bloque del este, como en Europa Occidental y más tarde incluso en Estados Unidos.

Así que mientras que los Beatles anunciaron que dejaban de dar conciertos, Karel Gott tenía la agenda muy llena y no paraba de cantar.

‘C’est la vie’. Así es la vida. Y así se llamó otro de los super éxitos de Karel Gott que se impuso como la canción checoslovaca más popular en 1966.

“¡Vete a casa, Iván!” o “Lady Carneval”

Petr Novák, foto: PantonPetr Novák, foto: Panton En 1967 en Checoslovaquia comenzaron a arraigar las reformas que se desarrollaron plenamente al año siguiente inscribiéndose en la historia como la Primavera de Praga.

A pesar de que Moscú entonces seguía manteniendo fuertemente las riendas de Europa del Este y ese año por ejemplo prohibió a sus Estados satélites establecer relaciones diplomáticas con Alemania Occidental.

En las listas de popularidad arrasó ese año la canción de Petr Novák titulada ‘Lápida’ (Náhrobní kámen).

El cantante sin querer auguró el triste destino de la intentona reformista checoslovaca asfixiada al año siguiente por las tropas del Pacto de Varsovia.

El 21 de agosto las tropas soviéticas invadieron Checoslovaquia y pusieron fin a la Primavera de Praga provocando así el surgimiento de varias canciones que se convirtieron en himnos extraoficiales de aquella época.

Entre las piezas más populares destacaba la de Jaromír Vomáčka titulada ‘Un consejo bien intencionado’ (Dobře míněná rada) conocido generalmente bajo el nombre de ‘Vete a casa, Iván’ (Běž domů, Ivane).

“¡Vete a casa, Iván! Te está esperando Natasha. Aquí las mujeres no te quieren. ¡Vete a casa, Iván, y no vuelvas!” Así lo decía la letra de la canción que entonaba la gente en forma de protesta contra la ocupación.

Aunque en las listas de popularidad oficiales de ese año encontramos otro éxito de Karel Gott titulado ‘Lady Carneval’.

En vísperas de la ‘normalización’

El estudiante Jan Palach se autoinmoló en enero de 1969 en protesta contra la resignación de la sociedad respecto a la invasión soviética a Checoslovaquia.

Marta Kubišová, foto: YouTubeMarta Kubišová, foto: YouTube Al país centroeuropeo le esperaba una época de duras represiones contra la oposición anticomunista llamada la ‘normalización’ que impactó la sociedad plenamente en 1970.

Un año antes aún destacó entre las canciones más populares del país la pieza titulada ‘Ring-o-ding’, de Marta Kubišová. Pero en 1970 el régimen prohibió actuar a esta cantante que no ocultaba su agravio por la invasión soviética.

La voz de Marta Kubišová fue callada durante un largo periodo. La cantante pudo volver a los escenarios oficialmente hasta tras la caída del régimen, en 1989.

Sin embargo, antes de llegar a los cambios democráticos, Checoslovaquia tenía por delante un largo camino de la mencionada ‘normalización’. Las canciones de esa época podrán escuchar en Radio Praga el próximo domingo.

29-01-2017