Pražský výběr: el adiós definitivo de una leyenda

18-12-2016

La leyenda de la Nueva Ola checoslovaca, la banda Pražský výběr, dio hace poco el último concierto de su trayectoria con motivo del cuadragésimo aniversario de su surgimiento. Aunque como hemos visto en su caso también es válida la frase ‘nunca digas nunca’, ya que se había reunido en varias ocasiones anteriores a pesar de haber adelantado el fin de sus actividades, esta vez parece que el grupo ha llegado a la meta definitiva de su carrera. La banda, cuyo auge fue frenado por una prohibición comunista en los años 80, ha grabado varias canciones esenciales para la historia del rock nacional.

Bichos raros de Praga

'Urraca en Mano', foto: Panton'Urraca en Mano', foto: Panton ‘El Conde X’ (Hrabě X), así se llama la canción que abre uno de los discos fundamentales del rock checo titulado ‘Urraca en Mano’, de Pražský Výběr.

La banda lo grabó en 1982, no obstante, debido a una prohibición del régimen comunista pudo lanzarlo al mercado recién seis años más tarde.

A pesar de ello, los fans de la banda conocían muy bien las canciones, gracias a las copias ilegales.

El que quiere las sombras al igual que yo
Me dará la razón, es estupendo
Yo soy un bicho raro, tremendamente raro
Cuando por la noche no duermo y nada como
El aullar del viento, los oscuros rincones
Me gustan los enormes sauces fúnebres

El título ‘Urraca en Mano’ hace referencia al refrán: más vale pájaro en mano que cien volando. En checo se dice: más vale gorrión en mano que urraca en el tejado.

El grupo le dio la vuelta al refrán y asegura que tiene en la mano la urraca. El disco incluye la canción del mismo nombre.

Cantando en swahili

Pražský Výběr, foto: Bigbít / ČTPražský Výběr, foto: Bigbít / ČT Pražský Výběr canta en checo. Pero el tema que acaban de escuchar y que dio nombre al disco ‘Urraca en Mano’ está en swahili.

Eso no quiere decir que esté en la lengua africana. Cantar en swahili es un término musical que se utiliza si compones la música sin tener las letras. Para que el letrista tenga un punto de referencia, se graba la canción con letras inventadas que parecen un idioma extranjero. Una canción en swahili es de hecho un producto no acabado.

Bajo el régimen comunista, las canciones en swahili despertaban la imaginación de los fans. Parecía como si la banda no pudiera cantar las letras debido a la censura.

Pero el líder del grupo Michael Kocáb rechazó esas conspiraciones al sostener que cantaron algunas canciones en swahili, ya que las compusieron tan rápido que no les daba tiempo para poner las letras a la música antes de sacarla a la luz.

Los fans se acostumbraron y las canciones quedaron tal cual. Otro de los temas que está en swahili se llama ‘Bangabasava’.

A principios de los años 80, Pražský Výběr fue una de las bandas de rock checas más populares. Sus conciertos solían ser un gran espectáculo: los integrantes vestían disfraces bizarros, utilizaban máscaras, gafas de formas extrañas, pelucas y medias de mujer.

Los espectáculos fueron cada vez más salvajes y con frecuencia se efectuaban bajo vigilancia policial.

Debido a su disconformidad y gran popularidad la banda era temida por los comunistas. Así que en 1983 el régimen le prohibió tocar en público.

El grupo se vio obligado a tomarse una pausa involuntaria entre los años 1983 y 1986, cuando se encontraba en su auge. Los músicos fueron perseguidos por el régimen y el batería Jiří Hrubeš emigró.

Ayer por la mañana vino la descarnada
Me dice: ¡Ponte los pantalones!
Ya es hora, debes irte conmigo ahora mismo
No llores, la muerte no se deja conmover con ningún truco

La música del vino barato

Foto: SupraphonFoto: Supraphon Pražský Výběr optó por el nombre de una marca de vino barata que se vendía en las tiendas bajo el régimen comunista, cuyo nombre quiere decir ‘Selección de Praga’.

Un nombre acertado para la banda, que ha reunido a excelentes músicos: Michael Kocáb al teclado, Michal Pavlíček a la guitarra, Vilém Čok al bajo, y y Klaudius Kryšpín que reemplazó a Jiří Hrubeš tras su emigración.

Surgida en 1976 como una banda de jazz rock, Pražský výběr se convirtió en los años ochenta en uno de los máximos representantes de la Nueva Ola checoslovaca.

Como hemos dicho, el régimen comunista la hizo callar en 1983 y Pražský Výběr pudo regresar a los escenarios hasta en la segunda mitad de los años ochenta en el período del aflojamiento del ambiente político en el bloque socialista.

En 1987, la banda lanzó el disco titulado ‘Výběr’ que abre el tema ‘Tatrman’, o sea ‘Payaso’.

Un grupo mal avenido y reconciliado por Václav Havel

Pražský Výběr, foto: Eva Dvořáková, ČRoPražský Výběr, foto: Eva Dvořáková, ČRo Tras la Revolución de Terciopelo, en 1989, los integrantes de Pražský výběr se dedicaron a sus propios proyectos.

El cantante Michael Kocáb incluso entró en política y siendo diputado del Parlamento se encargó de la retirada de las tropas soviéticas de Checoslovaquia en 1991.

Con ese motivo el grupo realizó un gran concierto, con un invitado muy especial, Frank Zappa, que tocó con Pražský výběr una improvisación en La Mayor. La pieza quedó grabada en el disco editado bajo el nombre ‘Adiós Ejército Soviético’ (Adieu C.A.).

La banda intentó reaparecer en 1997, cuando lanzó el disco titulado ‘Běr’, pero éste no logró emular el éxito de sus trabajos anteriores.

Foto: BontonFoto: Bonton Más tarde el grupo se desintegró definitivamente debido a las discordias entre el cantante Michael Kocáb y el guitarrista Michal Pavlíček.

Kocáb siguió tocando con la banda a la que dio el nombre de Pražský výběr II, sin el guitarrista y el bajista, pero no logró mucho éxito. Era evidente que el grupo podía funcionar como un conjunto compacto solo con sus integrantes originales.

Ambos músicos se reconciliaron al final en el funeral del ex presidente checo, Václav Havel, fallecido en 2011, y acordaron realizar una gira por el país.

Durante su vida, Havel fracasó repetidamente en su intento de hacer de intermediario para reconciliar a los músicos reñidos. Lo logró hasta tras su muerte.

“Nos encontramos en el entierro, nos dimos la mano y el muro cayó de repente. Fue como un milagro”, recordó esos tiempos el guitarrista Michal Pavlíček.

Por última vez o para siempre

Pražský výběr, foto: Página web de Pražský výběrPražský výběr, foto: Página web de Pražský výběr La banda se separó más tarde para volver a reunirse hace poco a dar el mega concierto en Praga. Después de tantas reuniones parece que este es el punto definitivo de la carrera de Pražský výběr.

Aunque la banda se deja una escapatoria, según lo demuestra el título del concierto que decía ‘Pražský výběr: …eR, Last of forever’, donde ‘eR’ fue en el pasado el nombre de un nuevo disco nunca grabado al final.

Así que Pražský výběr, por última vez o para siempre, escojan.

No sabemos, si la banda jamás volverá a tocar en directo, lo cierto es que tomando en cuenta su trabajo, hay que decir sin duda “¡para siempre!”.

18-12-2016