Punk’s not dead en Chequia

24-02-2019

La historia del punk checoslovaco comenzó a escribirse hace 40 años. Todo empezó con el concierto del grupo Extempore el 23 de febrero de 1979 en la taberna U Zábranských de Praga. ¿Cómo se ha desarrollado desde entonces el punk? ¿Continúa siendo actual hoy día? Sigan con nosotros las huellas de este género nacido en Inglaterra que ha llegado con el tiempo a todos los continentes mundiales.

Debido a que era muy difícil conseguir las cintas y discos con cierto tipo de música en la Checoslovaquia comunista en los años setenta, los fans del punk tardaron más tiempo en aparecer en este país en comparación con la cuna de este género, Inglaterra.

El punk se desarrollaba en Europa Central de manera diferente. Muchos músicos que asistieron a su surgimiento ni siquiera eran punkies típicos, como por ejemplo Mejla Hlavsa, del grupo Plastic People Of The Universe y DG307, Mikoláš Chadima, de Extempore y MCH Band, Karel Habal, de Garáž, y muchos otros. Eran personas que simplemente buscaban una cultura alternativa, libre y rebelde. El punk no era solo música, sino todo un movimiento cultural.

Paralelamente con el punk se desarrollaba en Checoslovaquia también la cultura underground. Las figuras más visibles a nivel mundial eran el disidente y posterior presidente Václav Havel, así como el grupo Plastic People of the Universe. Además de su propio repertorio esta banda tocaba canciones de Velvet Underground. Cuando tras la Revolución de Terciopelo, el presidente invitó a esta banda a Checoslovaquia, el guitarrista y cantante Lou Reed indicó que el grupo checo tocaba sus canciones mejor que ellos mismos.

El corazón que late siempre en contra

Entre los grupos de punk checoslovacos más famosos de los años ochenta figura sin duda la banda Visací zámek, o sea el Candado, que toca hasta la fecha. Lo fundaron cinco estudiantes de la facultad de construcción de Praga. Estos muchachos contaban en la escuela a sus amigos tanto tiempo sobre un grupo legendario de punk de ese nombre hasta que en 1982 no les quedó otra que fundarlo.

Entre la segunda mitad de los años setenta y finales de los ochenta surgieron en la antigua Checoslovaquia numerosos grupos. Entre ellos destacaban en Eslovaquia Zóna A y Sľobodná Európa, mientras que en Chequia gozaban de gran popularidad E!E, SPS, Šanov y Plexis, entre otros.

Entre las bandas más interesantes cabe destacar también el grupo Znouzectnost, de Pilsen, y Mñága a Žďorp, de la ciudad de Valašské Meziříčí. Este último no es un grupo típico de punk por la música que toca, sino por su carácter.

En la Checoslovaquia socialista las bandas de punk protestaban contra la no libertad. A diferencia de Inglaterra, donde el punk reaccionó al establecimiento capitalista y la sociedad de consumo, en Europa del Este el enemigo natural de los punkies eran los comunistas. La manera de protesta era igual, difería solo el adversario. Esto pone en evidencia que, paradójicamente, a los punkies les daba igual contra quien “luchaban”. Lo importante era la protesta como tal. El punk era el corazón que latía siempre en contra del compás de la época en la que vivía.

24-02-2019