A pesar de subir el salario mínimo, no ha subido el paro en Chequia

03-05-2019

Un nuevo estudio publicado por la agencia IDEA, parte del instituto de economía CERGE, demostró que aunque el aumento del salario mínimo tiende a crear un efecto en cadena de un mayor desempleo, los repetidos aumentos en el salario mínimo en la República Checa durante los últimos años no han tenido tal impacto.

Štěpán Jurajda, foto: Archivo de la Universidad CarolinaŠtěpán Jurajda, foto: Archivo de la Universidad Carolina Después de siete años de estancamiento, la remuneración más baja que los empresarios checos pueden pagar legalmente a sus trabajadores se incrementó en 2013, 2015, 2016 y 2017. Durante ese período, el salario mínimo mensual aumentó en un 37.5 %, de 310 euros a 420 euros.

Según el informe, estos aumentos tuvieron un efecto positivo en el crecimiento de los salarios de los sectores de baja remuneración, lo que significa que su remuneración está ligeramente por encima del mínimo.

El coautor del estudio, el profesor Štěpán Jurajda, dijo a la web de noticias iDnes.cz que el aumento en el salario mínimo había hecho que los salarios de bajos ingresos crecieran en al menos un punto porcentual más de lo que habrían tenido anteriormente, es decir, un 3% en lugar del 2%.

Esto aumentó los ingresos personal que trabajaba en campos como alojamiento, restauración y mantenimiento de edificios.

Sin embargo, en 2013 el aumento del salario mínimo hizo que se perdieran algunos empleos, cuando el salario más bajo comenzó a llevarse 20 euros adicionales al mes. El estudio sugiere que los empresarios pueden haber dejado ir a las personas después del primer aumento del salario mínimo en anticipación de posteriores saltos.

Vladimír Dlouhý, foto: Šárka Ševčíková, Archivo de ČRoVladimír Dlouhý, foto: Šárka Ševčíková, Archivo de ČRo Los sindicatos del país están presionando por otro aumento del salario mínimo en 2020, un aumento sin precedentes de 60 euros aproximadamente, desde el nivel actual a 580 euros.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Comercio de la República Checa, Vladimír Dlouhý, advirtió que con la economía del país comenzando a desacelerarse tal aumento podría resultar perjudicial.

La Confederación de Industria argumenta que el salario mínimo no debería aumentar en más del 5%, o 25 euros mensuales. Por su parte, los sindicatos dicen que el salario mínimo en la República Checa se encuentra entre los más bajos de la Unión Europea.

El informe de IDEA sugiere que los aumentos adicionales podrían, de hecho, conducir a tasas de desempleo más altas.

Foto: Rudy y Peter Skitterian, Pixabay / CC0Foto: Rudy y Peter Skitterian, Pixabay / CC0 El economista Jurajda dijo a iDnes.cz que el principal problema era la incertidumbre sobre a qué tipo de acuerdo llegaría el tripartito constituido por el Gobierno, empleadores y sindicatos, en lugar de las cifras involucradas.

El salario promedio mensual en la República Checa ascendió a 1200 euros el año pasado, y dos tercios de los empleados recibieron menos de esa cantidad. En la actualidad, el salario mínimo, que reciben alrededor de 150 000 personas, es equivalente al 41% del salario promedio, dijo iDnes.cz.

La República Checa tiene una de las tasas de desempleo más bajas de Europa. Se situó en el 3% en marzo de este año.

03-05-2019