Amplia perspectiva del intercambio comercial entre la RCh y México

09-09-2003

Un crecimiento de 7 millones de dólares registraron este año las exportaciones checas a México. El intercambio comercial entre los dos países tiene, no obstante, amplias reservas todavía.

El exitoso desarrollo de la cooperación económica entre la República Checa y México lo documenta especialmente la participación checa en la readaptación de la central eléctrica de ciclo combinado El Saúz, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Querétaro. La sala de máquinas para esa planta que entrará en funcionamiento en octubre próximo, la suministró la empresa checa Skoda Energo.

El proyecto servirá de buena referencia para la industria checa, indicó el Encargado de Negocios de la Embajada checa en México, Stanislav Hlavácek, sosteniendo que la Comisión Federal de Electricidad de México, valoró altamente la participación checa en el proyecto.

"Las exportaciones checas a México llegan a unos 34 millones de dólares. Estos resultados se deben principalmente al suministro de la sala de máquinas completa para la central El Saúz que fue la primera obra de inversión checa en México. Sin embargo, la cooperación económica entre los dos países ofrece posibilidades mucho más amplias," destacó Stanislav Hlavácek.

Algunos nuevos proyectos serán debatidos en la sesión de la segunda comisión mixta checo-mexicana a celebrarse la próxima semana en la Ciudad de México. El Encargado de Negocios de la Embajada Checa en ese país, Stanislav Hlavácek, considera que los productores checos podrían hallar terreno fértil, por ejemplo, en el sector de los transportes.

"México es un país con 104 millones de habitantes, según datos oficiales. Debido a que la población se concentra especialmente en las grandes ciudades, la situación ecológica en ellas es bastante mala. Más aún cuando el transporte urbano es asegurado en su mayoría por autobuses y taxis. Las autoridades mexicanas apoyan cada iniciativa conducente a la mejoría del estado del medio ambiente en los centros urbanos. En este aspecto podrían hacerse valer en México los trolebuses checos cuya producción tiene en la República Checa una larga tradición", sostuvo Stanislav Hlavácek.

El Encargado de Negocios de la Embajada checa en México indicó que actualmente veinte empresas checas tienen representantes en el país azteca, apuntando que los productores checos no aprovechan sus posibilidades al máximo.

"Las empresas checas podrían cooperar en algún proyecto del sector estatal. El Estado mexicano dispone de la mayoría de las empresas de extracción de petróleo en el país, así como de la red distribuidora de electricidad. En estos y otros sectores, como el de petroquímica, por ejemplo, es donde podrían hacerse valer las empresas checas."

El diplomático checo recordó igualmente la tradición de los suministros checos de bisutería y cristal a México.

La bisutería checa tiene gran renombre en México, al igual que el cristal. Aunque no se trata de partidas mayoritarias de las exportaciones, el interés por esos productos en México se mantiene desde hace años. La empresa de bisutería Jablonex, con representación en la Ciudad de México, abrió recientemente otra filial en Guadalajara, lo que consideramos un éxito."

Stanislav Hlavácek afirma que el volumen de las exportaciones checas a México podría triplicarse y acotó que grandes perspectivas tienen igualmente las exportaciones mexicanas a la República Checa, en especial los productos agrícolas y la técnica de cómputo.

09-09-2003