Aumenta en los checos el interés por comprar casas de campo

18-07-2016

Los checos están cada vez más interesados en comprar casas de campo. De acuerdo con el diario Lidové Noviny, la venta de estas viviendas vacacionales se ha incrementado en un 40% respecto al año pasado. En 2015 por su parte, el aumento interanual fue del 50%.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Tener una casa de campo o una cabaña en la montaña donde pasar los fines de semana o las vacaciones es una arraigada tradición checa, ahora más que nunca. Las agencias inmobiliarios reportan incrementos estelares de sus ventas. M&M, con 185 oficinas en todo el país, ha visto aumentadas sus ventas en un 10%. Nada en comparación con la cifra del 38% de la inmobiliaria RE/MAX, que refleja solo el primer trimestre del año.

Tomáš Hejda, de RE/MAX, explica el fenómeno a partir de la favorable situación económica y los bajos tipos de interés, que hacen mucho más baratas las hipotecas. A pesar de las mayores ventas, los precios de casas rurales, cabañas y similares siguen igual que el año pasado. La media de una de estas construcciones es 34.400 euros, aunque las propiedades en las zonas más populares pueden duplicar o triplicar esta cantidad. En general las casas de campo más buscadas son las de precio entre 22.000 y 60.000 euros.

A la hora de buscar una residencia vacacional, los checos prefieren las regiones montañosas y las zonas cerca de bosques, ríos o lagos. Bohemia del Sur y Central, así como los Montes de los Gigantes, siguen siendo las localidades más populares en este sentido.

Según los agentes inmobiliarios, los compradores empiezan a preferir edificios que han pasado ya por algún tipo de renovación y se encuentran amueblados. También se detecta cierto número de personas que compra casas de campo únicamente como inversión. Maria Čočková, del banco hipotecario Hypoteční Banka, comenta a Lidové Noviny que si bien es cierto que la mayoría de los checos compra la casa de campo para uso propio, cada vez es más frecuente que el objetivo sea el alquiler, especialmente en las montañas.

También crece el número de propietarios de viviendas vacacionales que las convierte en residencias permanentes. Esto es especialmente cierto en el caso de las casas cercanas a grandes ciudades. Un 35% de los interesados en comprar una casa de campo desea este perfil, según fuentes de la inmobiliaria M&M.

En la actualidad el 12% de los checos poseen una casa o cabaña recreativa en el campo.

18-07-2016