Aumenta la compra de alimentos orgánicos

24-04-2019

Las ventas de alimentos orgánicos aumentaron un 30.5% en 2017, el mayor crecimiento alcanzado en el sector desde 2008.

Foto: Engin Akyurt, Pixabay / CC0Foto: Engin Akyurt, Pixabay / CC0 El Ministerio de Agricultura checo acaba de publicar datos que muestran que el mercado de alimentos orgánicos creció excepcionalmente en 2017. Sin embargo, el tamaño comercial de este sector todavía es muy bajo en comparación con los productos alimenticios convencionales.

El portavoz del Ministerio de Agricultura, Vojtěch Bílý, dijo a la Agencia de Noticias Checa que los datos se recopilaron a través de una encuesta realizada entre productores y distribuidores de alimentos orgánicos.

El nivel de crecimiento casi triplica el promedio de la UE durante el mismo año, situándose en 10.5%.

A pesar del notable crecimiento en las ventas, los alimentos orgánicos siguen siendo un producto perteneciente a un nicho de mercado específico en la República Checa. En 2017, representó un poco más del 1% del consumo total de alimentos en el país, con el gasto promedio de los clientes por debajo de 12 euros anuales en dichos productos.

Foto: MapleHorizons, Pixabay / CC0Foto: MapleHorizons, Pixabay / CC0 Según el Ministerio de Agricultura, la alta tasa de crecimiento también se debió en parte a la mayor cantidad de empresas activas en el sector de alimentos orgánicos en comparación al año anterior.

La cantidad de empresas y productores activos que comercializan alimentos orgánicos creció un 11.4% en 2017, registrando alrededor de 110 entidades.

El tamaño total del mercado checo en este sector ascendió a 220 millones de euros en 2017. Más de la mitad se destinó a los consumidores checos y otros 100 millones de euros se exportaron al extranjero, principalmente a Alemania.

Jan Gallas, foto: Archivo del Ministerio de AgriculturaJan Gallas, foto: Archivo del Ministerio de Agricultura Sin embargo, cuando se trata estrictamente de los productores, el 89% de sus productos se venden en el mercado checo.

Los más populares entre los checos fueron los alimentos orgánicos procesados, es decir, comidas preparadas representando casi la mitad de la facturación total. Además, a los checos les gusta comprar frutas y verduras orgánicas, seguidas de productos lácteos.

Jan Gallas, director del departamento de Ministerio para el Medio Ambiente y la Agricultura Ecológica, dijo a la Agencia de Noticias Checa que más de la mitad de la ganadería checa proviene de granjas orgánicas.

Sin embargo, debido a que los mataderos no cuentan con la certificación necesaria, la carne a menudo se vende sin el etiquetado requerido como producto orgánico en los supermercados.

24-04-2019