Aumentan las bajas por enfermedad en la República Checa

05-06-2017

Las bajas por enfermedad aumentaron en 2016 un 5% en Chequia respecto al año anterior. Los datos publicados recientemente por la Oficina Checa de Estadística muestran que los ciudadanos han gastado sobre 70 millones de días debido a una enfermedad o lesión en este periodo.

Foto: František TichýFoto: František Tichý Alrededor de 160.000 checos han tenido que darse de baja por enfermedad en el último año. El número más elevado de ellas se ha dado en las regiones de Liberec, Pilsen y Karlovy Vary, mientras que las cifras más bajas se corresponden con las de Praga, Olomouc y el sur de Moravia.

Además, según la portavoz de la Oficina Checa de Estadística, “la mayoría de las personas se dan de baja por enfermedad. En un 2,9 por ciento de los casos se quedan en casa debido a una lesión en el trabajo y en un 8,9 por ciento de ellos la lesión ocurre fuera del lugar de trabajo”.

Durante el periodo analizado, la Administración Checa de Seguridad Social realizó un pago de alrededor de 654 millones de euros, suponiendo un aumento de 57 millones de euros respecto a 2015. Así, a partir del tercer día de baja, la cuantía que recibieron los checos correspondía a un 70 por ciento de su salario diario medio.

Por su parte, la duración de las bajas se ha incrementado significativamente en los últimos 10 años, pasando de una media de 35 días en 2006 a una de 43 días el año pasado.

Los trabajadores de la industria de procesamiento ocupan la posición más elevada en cuanto a absentismo laboral. Esto se debe al alto riesgo de lesiones inherente a la profesión, entre las que se encuentran las caídas desde las alturas, rotura de piernas y contusiones cerebrales.

05-06-2017