Caen las ganancias del conglomerado energético ČEZ

09-11-2016

El conglomerado ČEZ, el mayor productor de electricidad de la República Checa, ha visto caer sus ganancias en el último trimestre y en los primeros nueve meses del año.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo El beneficio neto de los últimos tres meses a finales de septiembre cayó unos 32,2 millones de euros. Durante los primeros nueve meses del año, el beneficio neto de ČEZ se redujo en torno al 10%.

No obstante, ha habido tanto buenas como malas noticias para ČEZ en el último trimestre. Los precios de la electricidad, después de un sostenido descenso, han subido en las últimas semanas. Algunos de los factores han sido la caída en la producción nacional de carbón en China, las interrupciones de las exportaciones de carbón australiano, y las interrupciones en las centrales nucleares francesas.

Las recientes ganancias de ČEZ han sido afectadas por las interrupciones producidas en los reactores de Témelín y Dukovany, debido a los controles de las soldaduras de tuberías y a problemas en la turbina del segundo reactor de Temelín. La compañía calcula que los controles de soldadura y dichas interrupciones han costado alrededor de 100 millones de euros este año. Los problemas ya comenzaron en 2015 y se espera que continúen en 2017.

Pero no todo son malas noticias, ya que la mayor parte del déficit nuclear ha sido compensado con un incremento de la producción de centrales de carbón y de gas.

ČEZ está emprendiendo hacia nuevas áreas fuera de la producción y suministro de energía convencional, confiando en aumentar sus beneficios. Uno de los pilares de la expansión es la empresa ESCO, que tiene como objetivo ofrecer soluciones energéticas a pequeñas, medianas y grandes empresas.

Tras empezar en la República Checa, ČEZ está buscando expandirse a Polonia y espera probar suerte con los mercados de Rumanía y Bulgaria un futuro cercano, donde la compañía checa ya está presente con otras actividades de energía.

09-11-2016