Chequia sigue apostando por la energía nuclear mientras que Polonia la desecha

30-01-2017

El Gobierno checo anunció el pasado miércoles la creación de tres grupos de trabajo para avanzar en sus planes de construcción de reactores nucleares. Mientras, el mismo día, la vecina Polonia comunicó la anulación de sus planes en energía atómica.

Dukovany, foto: Dr. Killer, CC BY-SA 3.0Dukovany, foto: Dr. Killer, CC BY-SA 3.0 En Varsovia, el Ministerio de Finanzas de Polonia anunció el pasado miércoles que suspendía su ambicioso programa nuclear para asegurar futuras fuentes de energía y frenar el uso de las centrales eléctricas de carbón. El ministerio dijo que las propuestas, que sobrecargaban el presupuesto estatal, no eran aceptables. La administración añadió que los planes nucleares podrían resurgir, aunque otras opciones como las plantas de carbón también podrían ser factibles.

El mismo día, en Praga, según la declaración del Ministerio de Industria y Comercio, la creación de nuevos grupos de trabajo ha dado un nuevo impulso a la estrategia del Gobierno para impulsar la energía nuclear. Se trata de algo acordado a mediados del 2015 por el Gobierno actual.

Los tres grupos de trabajo abarcan aspectos legislativos, jurídicos y técnicos. El primero se encargará de analizar los modelos para pagar por la nueva capacidad. El segundo tratará de buscar formas de frenar los retrasos existentes y acelerar los preparativos y el proceso de concesión de licencias. Y la última revisará las diversas ofertas de reactores propuestas por las empresas.

Los planes nucleares checos son bastante difusos. Tomar una decisión acerca de si se va a construir un nuevo reactor en Dukovany para reemplazar los cuatro que serán eliminados a partir de 2035 se ve como algo prioritario.

30-01-2017