Chequia tendrá un registro central de cuentas bancarias

10-03-2016

La Cámara de Diputados checa ha aprobado la propuesta del Gobierno de crear un registro central de cuentas bancarias en el que queden evidenciados los datos de las empresas y ciudadanos que dispongan de dinero en bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

ČNB (el Banco Nacional Checo), foto: Štěpánka BudkováČNB (el Banco Nacional Checo), foto: Štěpánka Budková El registro central de cuentas bancarias será administrado por el Banco Nacional Checo y contendrá solo los datos de los poseedores de las cuentas, y en ningún caso las entradas y salidas de dinero o el saldo.

Su creación, discutida desde hace unos 15 años, obedece a la necesidad del Estado de rastrear e identificar a los propietarios de cuentas bancarias en casos de corrupción o financiación del terrorismo. Actualmente a los funcionarios del Estado les cuesta una media de 40 o 45 días en recibir del banco la información relacionada con la cuenta que están investigando.

Con el registro, las solicitudes de información se realizarán de forma electrónica y la respuesta se obtendrá en menos de 24 horas, permitiendo además búsquedas hasta ahora extremadamente complicadas, como por ejemplo compilar todas las cuentas que un mismo sujeto posee en el país.

En contra se han situado los opositores Partido Cívico Democrático y TOP 09, que temen que con el tiempo se amplíe el tipo de datos del registro y se incluyan los saldos, lo que violaría el derecho a la privacidad.

La creación del registro costará a las arcas nacionales unos 440.000 euros y el presupuesto para su funcionamiento es de entre 220.000 y 300.000 euros anuales. Según la ley de su creación, esta base de datos debería empezar a operar en la primera mitad de 2018.

Un sistema similar funciona ya en Francia, España, Alemania, Rumanía e Italia. La puesta en marcha de este tipo de registro es recomendado además por una nueva directiva europea y por el paquete antiterrorista aprobado por la Comisión Europea.

10-03-2016