Crisis económicas en Latinoamérica deterioran el intercambio comercial con la RCh

04-11-2003

Las crisis que asfixian a algunas de las economías latinoamericanas contribuyen todavía más al deterioro del intercambio comercial entre la República Checa y Latinoamérica que va en picada desde 1989. Coincidieron en ello la mayoría de los participantes del simposio económico "La República Checa: socio comercial de Latinoamérica", recientemente efectuado en Praga.

En lo que al monto comercial se refiere, los países latinoamericanos representan el 0, 9 por ciento del comercio extranjero anual de la República Checa. Petr Klíma, del Ministerio de Industria y Comercio, explica que el intercambio mutuo se va reduciendo desde la caída del comunismo en 1989.

"El antiguo régimen comunista se centró en la exportación hacia los países en vías de desarrollo. En los años noventa, los empresarios checos se reorientaron a los mercados más avanzados, sobre todo los de la Unión Europea".

Petr Klíma señala que Latinoamérica es un territorio desigual en cuánto al desarrollo económico, por lo que hay espacio allí tanto para la producción hi-tec de maquinaria checa como para artículos elementales, sistemas de riego, por nombrar alguno.

"Los socios comerciales tradicionales de la República Checa son Brasil, México y Argentina. Sin embargo, los problemas económicos de algunos de estos países se manifiestan negativamente en el intercambio mutuo. Como consecuencia de ello, paradójicamente, es Costa Rica desde el año 2001 el mayor exportador latinoamericano a la República Checa".

Esto se debe a una transnacional costarricense que exporta en grandes cantidades a este país una sola mercancía, circuitos integrados, la actividad que representa el 58 por ciento de las exportaciones latinoamericanas.

 

La mala situación económica en Brasil y Argentina afecta las ventas de la empresa checa Stim Tools, exportadora de herramientas e instrumentos de medición.

"La caída de nuestro negocio con Latinoamérica es enorme, se trata de una baja muy importante. Tampoco estamos satisfechos con nuestras exportaciones a México. Estamos presentes en el mercado latinoamericano desde hace diez años y tenemos interés por permanecer allí, porque para nosotros sigue siendo un mercado perspectivo", matiza el director de Stim Tools, Karel Hebik.

Por el contrario, según el cónsul honorario del Ecuador en la República Checa, Vlastislav Benes, las relaciones económicas bilaterales han mejorado después de que Ecuador saliera de su crisis en 1999.

"La exportación checa cubre alrededor del treinta por ciento de lo que importamos del Ecuador. La República Checa exporta en primer lugar los turismos de la marca Skoda, porque dicha empresa automotriz tiene allí un excelente distribuidor, tal vez una de las mejores distribuidoras de toda la América Latina. Y si hablamos de importaciones, los bananos ecuatorianos dominan por su alto el consumo en la República Checa".

Petr Klíma, del Ministerio de Industria y Comercio, destaca que en Brasil que ha superado una crisis energética en los últimos tres años se ofrecen grandes posibilidades. Vlastislav Benes afirma que este es el caso también del Ecuador.

"La perspectiva en la exportación de equipos energéticos es buena porque el Ecuador necesita aumentar su producción de energía. Otro sector interesante para los exportadores checos podría ser la silvicultura porque los planes ecuatorianos para la reforestación son enormes y la República Checa posee el know-how para llevarlos a cabo", dijo el cónsul honorario en este espacio económico de Radio Praga.

04-11-2003