Cuatro proyectos checos aprovecharán el llamado paquete Juncker

25-02-2016

Cuatro proyectos checos valorados en entre 140 y 2.000 millones de euros serán financiados por el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, el llamado paquete Juncker. A su administración contribuirá directamente el Banco Europeo de Inversiones, que acaba de abrir una sede en Praga.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea El Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas tiene cometido financiar el desarrollo de proyectos en campos como la energía, el transporte o la sanidad en zonas donde el acceso a la financiación es complicado. Su objetivo es superar esta falta de crédito y poner en marcha iniciativas que contribuyan al crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

Solo como ejemplo, en Irlanda este dinero irá destinado a la construcción de 14 nuevos centros sanitarios, en España al desarrollo de medicinas biológicas a partir de plasma sanguíneo y en Dinamarca a la creación de centrales eólicas.

Solo el año pasado se invirtieron 50.000 millones de euros a partir de este fondo europeo. Para los tres próximos años la cantidad ascenderá a 315.000 millones, que darán impulso a 40 proyectos, cuatro de ellos en la República Checa.

"Este paquete y estas posibilidades de inversion estarán al servicio sobre todo de nuestras pequeñas y medianas empresas, en concreto para las que no encuentren la financiación adecuada en nuestros bancos comerciales", explicó el ministro checo de Finanzas, Andrej Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČT24Andrej Babiš, foto: ČT24 Sin embargo para el presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas, Karel Hlavíček, la República Checa no ha aprovechado convenientemente hasta ahora las posibilidades de este paquete.

"Algunos millones sí que se han gastado realmente, pero en cualquier caso se invierte aquí muy poco. Lo que esperábamos, que iría a la financiación de proyectos de riesgo, al desarrollo de infraestructuras, a proyectos muy innovadores, a regiones complicadas, etc. finalmente no sucedió", aseguró.

La cuestión, según la eurocomisaria checa Věra Jourová, es si la República Checa se acostumbra a pasar de un sistema de dotaciones a uno de créditos, en el que hay que pagar intereses.

"Lo que actualmente va a suceder con el paquete Juncker es el énfasis en los créditos. En un país que está acostumbrado a las becas y subvenciones va a haber una gran presión para que de las dotaciones se pase a los préstamos".

La nueva sede en Praga del Banco Europeo de Inversiones debería contribuir a apoyar y asesorar respecto a este dinero europeo. La entidad colabora en los grandes proyectos a nivel estatal, sin olvidar los Gobiernos regiones, a los que el banco ayuda por ejemplo en mejorar las infraestructuras de transporte.

25-02-2016