Denominación de origen "cerveza checa"

20-05-2003

La producción de cerveza en la República Checa alcanzó el año pasado un importante incremento y también las exportaciones han aumentado inclusive a países productores de cerveza como Alemania, Gran Bretaña y Eslovaquia.

La República Checa se sitúa entre los grandes productores y países consumidores de cerveza en el mundo. La Unión Checa de Productores de cerveza anunció que el año pasado la producción aumentó en un 1,5 por ciento en comparación con el 2001.

Esto significa que en la República Checa se produjeron más de 18 millones de hectolitros, lo que es una cifra más que significativa en esta esfera.

Pero para hacernos una idea aún más clara, cabe explicar que en los año 90, Checoslovaquia producía cerca de los 20 millones de hectolitros por año.

En su momento el presidente de la Unión de Productores de Cerveza, Jan Veselý, soñaba que la República Checa superaría la producción checoslovaca. En la actualidad los personeros de la Asociación se expresan de manera más cuidadosa, ya que son conscientes de las limitaciones del mercado interno.

Grandes éxitos registran los productores de cerveza en las exportaciones. El año pasado aumentó de 39 a 48 el numero de cervecerías que exportan sus productos.

"Consideramos que uno de nuestros mayores éxitos es que exportamos cerveza a mecardos prácticamente saturados, por ejemplo, a Alemania, Eslovaquia, Gran Bretaña y EE.UU." explicó el presidente de la Asociación Jan Veselý.

Resulta curioso que los países importadores optan cada vez más por la cerveza en botella y dejan de lado la cerveza cruda, o cerveza en barril.

El mayor comprador de cerveza checa sigue siendo la vecina Alemania, que consume el 30 por ciento del total de las exportaciones checas.

Le sigue Eslovaquia y en tercer lugar se encuentra Gran Bretaña. No obstante, el señor Veselý insistió en la importancia de la presencia de la cerveza checa en el mercado de Japón y EE.UU.

"Son pocos los que saben que en el mercado de EE.UU. hemos logrado finalmente el nivel que teníamos en 1913. Durante la Primera Guerra Mundial fuimos rivales y después llegó la era socialista", dijo Jan Veselý.

A la pregunta de a qué se deben los buenos resultados a nivel internacional, los personeros de la Asociación de Productores de Cerveza, coincidieron en que la calidad de la cerveza checa es insuperable.

Jan Veselý agrega que no se trata solamente de una buena marca de repercusión internacional, sino de la calidad del producto que se mantiene y mejora.

Partiendo de la globalización de los mercados y de los productos y del cercano ingreso de la República Checa en la Unión Europea, se han dado pasos para registrar por denominación de origen la "cerveza checa".

20-05-2003