El 28% de los checos piden préstamos de manera arriesgada

22-02-2018

El 44% de los checos que piden un préstamo lo hacen en una institución bancaria y el 28% lo pide de una manera arriesgada.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů El 44% de los checos que piden un préstamo lo hacen en una institución bancaria y el 28% lo pide de una manera arriesgada.

Eso significa que el cliente solicita un crédito para poder solventar un préstamo anterior o pide dinero a pesar de que sabe que no será capaz de devolverlo.

No sorprende que entre los más afectados se encuentren personas que no disponen de ahorros de más de 400 euros; el 30% de ellos piden créditos de riesgo. En cuanto a la edad, los más vulnerables son las personas de entre 35 y 54 años (el 24%) y en general prevalecen los hombres.

Los checos solicitan préstamos para comprar dispositivos electrónicos (el 30%) o un coche (el 22%) y el motivo suele ser sobre todo una promoción ventajosa (el 41%) e incapacidad de ahorrar dinero (el 37%), o sea la causa general es la impaciencia.

Foto: ČTFoto: ČT El 76% de los consumidores que piden préstamo de riesgo lo han pedido en una institución no bancaria o directamente al vendedor del producto.

La suma media de un préstamo es de 1.800 euros, una tercera parte de los respondientes pidieron más de 4.000 euros y una cuarta parte menos de 400 euros. Sin embargo, un crédito inferior no significa que las personas no tengan problemas para devolver el dinero.

El 85% de todas las deudas son de menos de 400 euros. Los datos resultaron de una investigación de la Asociación Bancaria Checa y de las estadísticas oficiales de la Asesoría para Apuros Económicos.