El Ayuntamiento de Praga se plantea la construcción de un nuevo túnel

25-11-2016

Después de finalizar la construcción del túnel de Blanka hace más de un año, el ayuntamiento de Praga está considerando construir otro gran túnel, según informó el periódico Hospodářské noviny. Los concejales de la ciudad esperan que el nuevo proyecto resuelva los problemas del tráfico gracias a la construcción de la carretera de circunvalación de la ciudad.

Túnel de Blanka, foto: Filip Jandourek, ČRoTúnel de Blanka, foto: Filip Jandourek, ČRo Según el diario, el Ayuntamiento de Praga dispone de unos 3 millones de euros en el presupuesto del próximo año para la preparación del proyecto. Según Petr Dolínek, se trata de uno de los planes más importantes para la ciudad. Si no se completa, los problemas con el transporte en Praga nunca serán resueltos, dijo al diario.

El nuevo conducto conectaría el túnel de Blanka con la parte meridional del anillo de la ciudad de Praga, la llamada Jižní spojka. La construcción comprendería desde la salida del túnel Blanka, a lo largo del hospital Bulovka bajo el distrito de Jarov, hasta la urbanización Skalka, dónde se conectaría con la carretera de circunvalación de la ciudad. Otra parte del túnel conducirá a través del distrito de Libeñ.

No obstante, la ruta exacta aún no está clara. Uno de los retos del nuevo proyecto es la calle Povltavská junto al río, que no es lo suficientemente ancha como para erigir cuatro carriles uno al lado del otro. Los diseñadores tendrán que decantarse entre tres opciones: un túnel de dos pisos, una carretera de dos niveles en la superficie o un túnel combinado con una carretera en el exterior.

Durante el primer trimestre de 2017, el Ayuntamiento quiere escoger los planificadores del proyecto. Los expertos dicen que la preparación de un proyecto de esta envergadura puede suponer alrededor de un año y medio.

Pero según Ludvík Šajtar de Stara, la compañía que llevó el proyecto de Blanka, podría necesitar entre seis y siete años. La preparación del complejo de túneles Blanka duró 12 años y su construcción duró otros ocho años más.

A pesar de ello, Petr Dolínek sigue siendo optimista ya que tiene la esperanza de completar el segundo túnel en 10 años.

25-11-2016