El futuro de la industria checa es la automatización

21-03-2018

La Cámara de Comercio celebró, el lunes, 25 años de existencia. Su presidente, Vladimir Dlouhý, manifestó que aunque sus miembros tienen mucho de que alegrarse, deben preparase para un futuro de mayor automatización.

Foto ilustrativa:  Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Pixabay / CC0 La Cámara de Comercio Checa se prepara para automatizarse. Así lo ha anunciado el presidente de la entidad, Vladimir Dlouhý, en una conferencia especial en la ciudad de Praga donde se celebró el aniversario número 25 de su establecimiento. El mensaje de Dlouhý, sobre una próxima automatización del sistema empresarial, fue expresado con el ánimo de alertar a los negociantes sobre lo que la tecnología del futuro avecina. Así mismo, en su intervención, Vladimir Dlouhý dijo que sus miembros se encontraban disfrutando de un buen momento.

“Me alegro de que La Cámara de Comercio este celebrando su aniversario número 25 en un período durante el cual la economía checa está estable. Un crecimiento rápido económico, bajo desempleo y finanzas públicas en orden –Son cosas que muchos países europeos envidian de nosotros. Quizás fueron políticos quienes sentaron unas bases sólidas, a principios de la década de los 90s o después, para que nosotros estemos donde estamos hoy en día, pero sin el trabajo fuerte de la comunidad empresarial no estaríamos aquí” señaló.

Aunque la Cámara de Comercio tiene razones para sentirse orgullosa, Dlouhý subrayó que la organización de negocios también está divisando el futuro.

“No me gusta el término “industria 4.0”. Pero los procesos de trabajo serán organizados de manera diferente. Los lugares de producción individual serán capaces de comunicarse sin participación humana, esto aumentará drásticamente la productividad del trabajo y reducirá el empleo en algunas áreas, pero también aumentará trabajos en otras áreas”.

Vladimír Dlouhý, foto: Filip Jandourek, ČRoVladimír Dlouhý, foto: Filip Jandourek, ČRo Los stakeholders (las partes interesadas) deben prepararse por adelantado para los grandes cambios que esta mayor automatización traerá, afirmó Dlouhy a Radiodifusión Checa.

“Todo el mundo, el Estado y los empresarios, deben prepararse. El Estado necesita invertir más y cuidar mejor la infraestructura, por encima de la infraestructura digital, para que así todo el país tenga una cobertura de velocidad rápida de internet. Los currículos deben ser cambiados, desde las escuelas de primaria hasta las universidades. Así mismo, el Estado necesita facilitar la recalificación porque las personas necesitarán aprender durante todas sus vidas y los empresarios necesitarán ser más flexibles en cara a las nuevas oportunidades. Tendrán que darse cuenta de que él único camino a seguir es el digital y el electrónico”.

La Cámara de Comercio Checa es la organización más grande de este tipo en el país, reuniendo alrededor de 15,000 empresarios y negociantes que están divididos entre 68 asociaciones regionales y 102 sectoriales. La posición de la Cámara de Comercio, que reveló un nuevo logo el lunes, es protegida por ley. Sin embargo, no es financiada por el Estado. Sus miembros contribuyen con alrededor de 982.000 euros a la organización cada año.

21-03-2018