El Gobierno pretende retomar su lucha contra las prácticas abusivas de los minoristas

17-03-2015

El Consejo de Ministros checo pretende seguir con su cruzada particular contra el abuso de los minoristas con respecto a los proveedores de alimentos. El objetivo es reformar una ley del año 2009 que claramente no ha acabado con los problemas entre ambas partes.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Competencia desleal. Ese es el gran problema del comercio checo que la ley de 2009 tuvo como meta corregir, acabando con el abuso de poder de los supermercados. Éstos eran muchos; por ejemplo, cobrar a los proveedores de alimentos para mostrar en un lugar destacado sus productos en sus estantes, aceptar pagos atrasados por los bienes ya entregados, recuperar los bienes que no se estaban vendiendo mucho antes de la fecha de caducidad, pagar el costo total de las promociones especiales, e incluso hacer pagos retroactivos si las ventas de sus productos no llegaban a los márgenes de beneficios establecidos para ellos por las cadenas minoristas. Problemas todos ellos que desde que entró en vigor la ley no se han resuelto.

Foto: Irena Šarounová, Archivo de ČRoFoto: Irena Šarounová, Archivo de ČRo El hecho básico es que los minoristas suelen tener muchas opciones sobre dónde obtener sus suministros, pero los productores de alimentos y los productores agrícolas rara vez tienen el mismo lujo. Ser eliminado de la lista de proveedores puede ser fatal para los productores de alimentos, pues dejar caer un proveedor en pocas ocasiones tiene el mismo impacto en un minorista.

Aunque llena de buenas intenciones, la ley de 2009 se elaboró sin tener en cuenta la opinión de los expertos. Muchas de las cláusulas eran vagas, incluyendo incluso las definiciones básicas de quiénes eran realmente los proveedores de alimentos. Además, la oficina de la Competencia se quedó como un ente inútil que poco podía hacer teniendo en cuenta las leyes europeas de la competencia.

Foto: nirots, FreeDigitalPhotos.netFoto: nirots, FreeDigitalPhotos.net Ahora, el Gobierno ha decidido reformar una ley que nació pasada de fecha y que se quedó olvidada en el último stand del supermercado. Su objetivo será proporcionar a la oficina de la Competencia un conjunto útil de normas y procedimientos de una forma totalmente nueva para luchar contra el abuso y las posiciones dominantes. De momento, habrá que esperar a finales del año 2017 para que la ley esté lista.

17-03-2015