El lento desarrollo de la red de caminos en la República Checa continuará en el 2019

23-11-2018

En el 2019 se pondrán en servicio 46 kilómetros de autopistas y carreteras de primera clase en la República Checa, simultáneamente se iniciará el trabajo en otras secciones que sumarán 172 kilómetros. Las cifras fueron publicadas por el ministro de Transportes, Dan Ťok, este miércoles.

Foto: Olga Štrejbarová, Radiodifusión ChecaFoto: Olga Štrejbarová, Radiodifusión Checa

Según el ministro de Transportes, Dan Ťok, quien concedió una rueda de prensa sobre el tema, se está trabajando actualmente en 204 kilómetros en todo el país y se espera que se agreguen 45.5 nuevos kilómetros este año.

Desde hace varios años, el ministro de Transportes ha sido objeto de numerosas críticas debido a la lentitud de la construcción de las nuevas infraestructuras, incluidas las autopistas.

En el 2019, los 22.5 kilómetros de autopistas previstas se centrarán en la D1 entre Přerov y Lipník, en Moravia al sureste del país y la D3 entre los municipios de Bošilec y Ševětín, en las proximidades de České Budějovice, en Bohemia del Sur. La autopista más larga y más antigua de la República Checa, la D1, conecta a Praga con Brno, Ostrava y la frontera con Polonia, mientras que la D3 permite viajar entre Praga y la frontera con Austria.

La futura modernización de la D1, actualmente en construcción en dos secciones entre Praga y Brno, está igualmente prevista para el próximo año a pesar del retraso en algunos lugares. En total, esta obra abarcará unos 70 kilómetros. Se espera que la finalización de todo el proyecto concluya en tres años. Hasta el momento se ha completado el trabajo en 13 de las 21 secciones planeadas inicialmente.