En busca de un nuevo proveedor de cannabis medicinal

29-05-2017

El Instituto Estatal de Control de Drogas de la República Checa está de nuevo buscando un proveedor de cannabis medicinal. Las empresas interesadas en el contrato de 240.000 euros pueden inscribirse para la licitación hasta el 6 de julio, ha anunciado la Administración Estatal de Medicamentos.

Foto: chcifyc / Pixabay, CC0Foto: chcifyc / Pixabay, CC0 El Instituto Estatal de Control de Drogas ya había hecho dos ofertas para un proveedor de cannabis medicinal en el pasado, pero nadie cumplía con los requisitos necesarios en la licitación. El nuevo concurso público fue anunciado esta semana en el Journal of Public Procurement.

Al igual que en las licitaciones anteriores, el instituto está buscando a alguien para suministrar 40 kilogramos de cannabis medicinal, que tiene que cumplir con los estándares de calidad aprobados por un laboratorio. El contrato tendría una duración máxima de 48 meses.

Hasta finales de enero de este año, los pacientes checos podían comprar marihuana medicinal suministrada por un proveedor nacional, una empresa llamada Elkoplast Slušovice. Sin embargo, el contrato con la compañía terminó el año pasado y no se ha encontrado ningún reemplazo hasta ahora.

Por el momento, los pacientes pueden comprar cannabis importado de los Países Bajos, pero su costo es significativamente mayor. El cannabis importado cuesta alrededor de 11 euros por gramo, tres veces más que el local.

La marihuana medicinal fue legalizada en la República Checa en abril de 2013 después de años de que lo reclamaran las asociaciones de pacientes con enfermedades como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson y los pacientes con dolor articular crónico. Según la nueva legislación, cada paciente puede utilizar hasta 180 gramos de materia seca de cannabis al mes.

Actualmente se ofrece en prescripción electrónica y puede ser recetado por especialistas, como neurólogos, dermatólogos o especialistas en cuidados paliativos.

29-05-2017