El centenario oficio del vidrio está en auge

24-10-2016

El oficio del vidrio se ha mantenido con el paso del tiempo y hoy en día este negocio goza de una época de esplendor. La región checa de Nový Bor se encuentra en el corazón de la industria del vidrio de Bohemia, formando cada año a futuros profesionales de este arte.

Fábrica de vidrio Ajeto en Lindava, foto: Libor KukalFábrica de vidrio Ajeto en Lindava, foto: Libor Kukal Con la caída del comunismo en 1989 surgieron nuevas oportunidades para la fabricación de vidrio, y aunque esta industria sufrió el impacto de la crisis global y algunas empresas se vieron obligadas a cerrar, esta tradición sobrevivió. La ciudad checa situada al norte de Bohemia, Nový Bor, cuenta con una de las empresas de diseño de vidrio con mayor éxito internacional, Lasvit, que junto con las famosas fábricas de vidrio Ajeto en Lindava ofrece cristal de Bohemia a los clientes más exigentes de todo el mundo.

Jiří Suchý es maestro de vidrio en la Escuela de Arte y Diseño de cristal en Nový Bor, que cuenta con aproximadamente 400 estudiantes. El experto cuenta que en este momento hay una gran demanda de grabadores, sopladores y productores de moldes y que prácticamente todas las semanas recibe una llamada de alguna empresa en busca de un buen alumno.

Lasvit, foto: Libor KukalLasvit, foto: Libor Kukal La escuela tiene sus propios talleres con pequeños hornos de fusión, clases de pintura sobre vidrio, clases de grabadores y cortadores y es la única del país que enseña el arte de la fabricación de moldes. El maestro del cristal, Pavel Fille, dice que el secreto del éxito radica en la especialización de las escuelas.

Jiří Suchý cuenta que el creciente interés por esta profesión se debe a que las compañías de fabricación de vidrio están ofreciendo a los graduados con talento oportunidades excepcionales. Esto propicia a que jóvenes de más lejos acudan a la ciudad de Nový Bor a conocer el viejo oficio.

Foto: Archivo de LasvitFoto: Archivo de Lasvit El artista del vidrio Marek Effmert es un exitoso graduado que se ha convertido en una de las estrellas de la empresa Lasvit. Su trabajo consiste en lograr la mejor creación de una pieza a través de la propuesta que recibe de los diseñadores, ya sea una lámpara de araña, una escultura o un trofeo. El virtuoso artesano dice que las cualidades que necesita un buen obrero de vidrio se fundamentan en tener imaginación, un poco de suerte en la creación del primer prototipo y algunas habilidades en el soplado de vidrio. Afirma que todo esto no se puede lograr en el primer año de formación, ya que es necesario tener experiencia y aprender diversas técnicas.

Foto: Archivo de LasvitFoto: Archivo de Lasvit Marek Effmert cuenta que cuando elabora piezas no se lo toma como un trabajo, siente que es un agradable juego. Afirma que su éxito radica en la experiencia. El artista ha viajado mucho y ha trabajado en diversos estudios de todo el mundo. Gracias a ello ha aprendido una gran cantidad de técnicas utilizadas en diferentes lugares, lo que le permite aplicar estos métodos en sus creaciones para Lasvit.

Tras su vuelta de la Semana del Diseño de Londres, donde se presentó el trabajo de Lasvit, Marek Effmert afirma que las últimas tendencias en la fabricación de vidrio se basan en la simplicidad de las piezas, las formas simples, la carencia de colores y las líneas simples y fáciles.

Un oficio que se remonta a la época de la Edad Media

Nový Bor, foto: Fojsinek, CC BY-SA 3.0Nový Bor, foto: Fojsinek, CC BY-SA 3.0 La ciudad de Nový Bor, va ligada a la técnica de fabricación de vidrio desde hace más de setecientos años. Gracias a la abundante cantidad de madera que existe en la zona, la cual se utiliza como combustible y materia prima, esta región posee las condiciones idóneas para desempeñar este oficio. Las fábricas de vidrio se remontan a la Edad Media y se han encontrado debido a diversos hallazgos arqueológicos como pequeñas piezas de vidrio fundido y fragmentos de moldes.

Desde principios del siglo XVII los maestros de vidrio de Bohemia fueron muy solicitados debido a sus habilidades. Las ciudades de Kamenický Šenov y Nový Bor fueron famosas por los artesanos que exportaban sus productos a las casas reales de toda Europa, así como a América y Asia.

La escuela del arte del vidrio en Kamenický Šenov, foto: ČT24La escuela del arte del vidrio en Kamenický Šenov, foto: ČT24 La primera escuela del arte del vidrio en Europa se encuentra en Kamenický Šenov, y data del año 1856. Más tarde, en 1870 una escuela similar se estableció en Nový Bor. Ambas regiones se convirtieron en ciudades precursoras del arte de la fabricación del vidrio.

Después de la toma de posesión comunista en 1948, muchas pequeñas empresas se convirtieron en grandes industrias de propiedad estatal. El cristal de Bohemia era uno de los principales artículos de exportación del país y lo sigue siendo hoy en día.

24-10-2016