Impuestos, impuestos, impuestos

06-04-2004

El ingreso de la República Checa en la Unión Europea representará para el país uno de los hitos más importantes de su historia, ya que la nación checa volverá a retomar su lugar en el contexto Continental. Al lado de las ventajas, existirá un periódo de harmonización de la vida diaria de los ciudadanos, y aquí se encuentran los impuestos y el alza de precios.

La adhesión a la Unión Europea conllevará una serie de cambios para los nuevos países, y para los ciudadanos checos será muy palpable el aumento del Impuesto al Valor Añadido (IVA) en una serie de productos y servicios.

A partir de la entrada de la República Checa en la Unión Europea el próximo Primero de mayo, aumentará el IVA para los restaurantes, las peluquerías, lavanderías, reparación de calzado y servicios fotográficos.

Los economistas advierten que también aumentará el precio de los servicios telefónicos, internet y los servicios de los abogados. Se trata de un paquete de aumentos bastante grande, si se toma en cuenta que ya a principios de año se registró un incremento del precio de los carburantes, cigarrillos y el alcohol.

A partir del año 2008, la República Checa aplicará el llamado impuesto ecológico a la electricidad y el lignito, mientras que la subida de los impuestos al gas todavía se está negociando.

Al lado de estas informaciones no muy halagüeñas, los economistas subrayan que se trata de medidas indispensables para la fácil incorporación de la República Checa a las estructuras de la Unión Europea.

Para los empresarios el ingreso de la República Checa a la Unión Europea representará un alivio casi inmediato, ya que se reducirán los impuestos a los ingresos, para que puedan enfrentar la competencia comercial de los países vecinos.

Además de ello, los productos fabricados dentro de los mercados comunitarios tendrán mejores precios para los consumidores dentro de la Unión Europea.

De acuerdo con la agencia CTK, para los ciudadanos checos resultará ventajoso, en muchos casos, comprar determinados productos fuera del país, pero dentro de la Unión, ya que el IVA de algunos productos será menor que en la República Checa, al menos por un tiempo.

Independientemente de la postura de los euroescépticos, el ingreso de la República Checa será de beneficio para la nación, que así lo decidió en un referéndum. Tras su ampliación el Primero de mayo a 25 países, la Unión Europea será uno de los bloques económicos y políticos más importantes del planeta.

06-04-2004