La corona checa sigue perdiendo la fuerza

12-01-2015

La cotización de la corona checa ha vuelto a debilitarse de manera que borró el récord de principios de 2009, cuando por primera vez rompió el nivel de 28 coronas por euro. La caída se debe a una baja inflación del año pasado y los temores de una nueva debilitación de la moneda por parte del Banco Nacional (ČNB).

Foto ilustrativa: wagg66 / FreeImagesFoto ilustrativa: wagg66 / FreeImages Este lunes se profundizó la caída de la corona checa de la semana pasada. Según el servidor financiero Patria Online: un euro equivale actualmente a 28,41 coronas, mientras que el dólar se comercializa por 24,07 coronas.

La corona checa ha caído a su mínimo en cuanto al euro en los últimos seis años, mientras que respecto al dólar la moneda nacional ha acusado su peor resultado desde 2005.

La caída comenzó el viernes pasado tras ser publicado el informe sobre la inflación de diciembre que se halló muy por debajo de la prognosis del Banco Nacional Checo. Los analistas coinciden en que surgieron los temores de que el ČNB pudiera volver a debilitar la cotización de la corona checa y no descartan que la moneda nacional se afloje aún más.

“De cara al desarrollo actual del mercado de divisas no se puede descartar que la corona supere incluso el nivel de 29 coronas por euro. Como a los banqueros centrales les conviene el debilitamiento de la moneda nacional, no espero de ellos comentarios a favor del reforzamiento de la corona”, indicó el experto Miroslav Novák, de la compañía Akcenta.

“Las especulaciones sobre una próxima intervención del Banco Nacional van creciendo”, agregó el analista Tomáš Vlk. “Aunque no creemos que el ČNB en su próxima sesión de febrero cambie el curso actual, el riesgo de que esto suceda va en aumento. El regreso al régimen normal se aplazará notablemente”, resaltó el experto de Patria Finance.

12-01-2015