La empresa Tatra se recuperó de su letargia

06-04-2016

Hace unos años parecía que la empresa automovilística checa Tatra iba a desaparecer. Las ventas cayeron de los 2.500 automóviles en 2007 a menos de 500 en 2012. La fábrica estaba en quiebra y pocos confiaban en que podía recuperar su fama de antes. Sin embargo, aparecieron dos empresarios ‘aventureros’ que la compraron y su decisión está dando muy buenos frutos. Las ganancias de Tatra en el año 2015 superaron el monto del dinero invertido en su compra.

Foto: archivo de la empresa TatraFoto: archivo de la empresa Tatra Las inversiones en la compra de la empresa automovilística Tatra, con sede en la ciudad morava de Kopřivnice, sus nuevos propietarios lograron recobrarlas en un par de años. Mientras que en 2012 las pérdidas de la empresa eran de casi 37 millones de euros y debía otros 37 millones, en 2015 sus ganancias alcanzaron más de 14 millones de euros.

En 2013 la compañía había sido adquirida por los empresarios Jaroslav Strnad y René Materna en la históricamente primera subasta por embargo de una empresa completa. Y los nuevos propietarios alcanzaron un verdadero milagro. Aunque los comienzos fueron duros, hubo que despedir a muchos trabajadores, hacer diversos cambios en la organización de la producción e invertir en nuevas instalaciones tecnológicas, finalmente todo se justificó.

Ya el primer año en que Tatra estaba en manos de los nuevos propietarios, las ganancias de la empresa alcanzaron más de 6 millones de euros. Desde junio de 2015, la empresa va ampliando nuevamente el número de trabajadores, en vista de que la producción va en aumento. El año en curso Tatra tiene programado incrementar los números de venta de los 858 automóviles vendidos el año pasado a unos 1.300.

De aquí en cinco años la dirección quiere invertir en la empresa otros 67 millones de euros e incrementar la producción a 1.800 automóviles anuales. Los gerentes de Tatra insisten en que su objetivo no es alcanzar la producción y el monto de ventas de antes, de principios del siglo XXI. En vez de fabricar grandes cantidades de automóviles en serie, decidieron orientarse a la producción de automóviles especialmente adaptados según los requerimientos del cliente, usando a la vez los chasis del Tatra.

Unas cuatro quintas partes de la producción de Tatra, o sea de los automóviles de esa marca y los chasis, está destinada a la exportación. Entre sus mayores clientes figuran La India, Egipto, Alemania y Jordania. En el futuro Tatra tiene previsto exportar sus productos a unos 20 países.

06-04-2016