La extracción de carbón ha caído enormemente en los últimos 30 años

12-08-2019

En la República Checa se ha experimentado un notable descenso de las explotaciones mineras de carbón desde la Revolución de Terciopelo.

Foto: ČTK/Pryček Vladimir Foto: ČTK/Pryček Vladimir Las explotaciones de carbón en 1989 suponían en Chequia una actividad económica mucho más frecuente de lo que son hoy en día, según se desprende de los últimos datos aportados por los Servicios Checos de Geología.

Mientras que en 1989 se obtuvieron alrededor de 35 millones de toneladas de hulla, el año pasado se extrajeron 4 millones de toneladas. En lo que se refiere al lignito, ha pasado de las 89 millones de toneladas de hace 30 años a las 39.2 del año pasado. Esto supone una caída del 88.2% y del 55.9% respectivamente.

En los últimos 30 años, las explotaciones mineras de carbón se han ido cerrando a lo largo del país, debido principalmente a la menor rentabilidad económica de este material, así como a sus efectos negativos para el medioambiente.

La cuenca de Ostrava y Karviná acoge la última explotación de hulla, de la que el primer ministro Andrej Babiš señaló el año pasado que seguirá en funcionamiento hasta 2030.