La Iglesia ya ha recuperado 24.000 inmuebles y bienes de lo expoliado por el comunismo

11-03-2015

El Estado checo ha devuelto a la Iglesia cerca de 24.000 inmuebles, en su mayoría tierras y bosques. Devoluciones que llegan con retraso y en muchas ocasiones ni llegan a producirse por la dificultad de conseguir documentos que certifiquen que la propiedad estaba antes en manos eclesiásticas.

Foto ilustrativa: World of Oddy, CC BY-NC-SA 2.0Foto ilustrativa: World of Oddy, CC BY-NC-SA 2.0 Prados, tierras de cultivo, extensos bosques, 403 edificios y al menos 4.500 objetos. En total son 23.639 los bienes que el Estado ha devuelto a la Iglesia desde la caída del comunismo en 1989. Datos que se incrementan gracias a las 119 tierras, los cinco edificios y los 2 elementos móviles que se añadieron a la lista de devoluciones en 2013.

La Iglesia ha reclamado el retorno a sus manos de más de 100.000 fincas, casi 2.000 edificios y cientos de obras de arte. Reclamaciones de las que el Ministerio de Cultura no da cuenta de cuantas ha denegado, aunque si admite que no se están cumpliendo los plazos estipulados.

En la mayoría de los casos, el retorno de la propiedad debería haberse producido en seis meses, o a mediados de 2014, pero la burocracia ha retrasado la vuelta de los bienes a sus legítimas manos. En otras ocasiones el problema ha sido la falta de documentos que acrediten la posesión, que ha desencadenado en juicios cuyos veredictos habrán de esperar aún mucho tiempo.

La iglesia Nepomuceno en Zelená Hora, foto: Miaow Miaow, CC BY 2.0La iglesia Nepomuceno en Zelená Hora, foto: Miaow Miaow, CC BY 2.0 El mayor rifirrafe entre la Iglesia y el Estado se debe a los bosques, la mayoría propiedad de la empresa estatal Lesy ČR, y a quién la Iglesia le reclama más de 60.000 hectáreas, es decir, más de la mitad de las tierras reivindicadas.

El Estado también ha devuelto la iglesia de San Juan de la iglesia Nepomuceno en Zelená Hora cerca de Žďár nad Sázavou y próximamente hará lo propio con el castillo de Kroměříž, ambos protegidos por la UNESCO.

De acuerdo con la ley de restitución, a la Iglesia le deben ser devueltos terrenos y bienes inmuebles por valor de 75 mil millones y dado 59 mil millones como compensación económica por las propiedades no devueltas durante 30 años. Al mismo tiempo, el Estado dejará de financiar gradualmente a la Iglesia.

11-03-2015