La Oficina de Impuestos de Olomouc enfrenta críticas por acoso a recién casados

18-10-2018

La Oficina de Impuestos de Olomouc ha sufrido fuertes críticas por pedirles a cerca de cien parejas de recién casados que proporcionaran detalles financieros sobre su banquete de bodas y el número de asistentes.

Foto ilustrativa: FotografieLink / Pixabay / CC0Foto ilustrativa: FotografieLink / Pixabay / CC0 La ley de registro electrónico de transacciones, la medida emblemática del Ministerio de Finanzas contra la evasión de impuestos, ha encontrado una oposición desde que fue introducida el primero de diciembre del 2016 y este caso en particular ha enfurecido a sus más grandes opositores.

De acuerdo con el portal web de noticias Podnikatel.cz, la Oficina de Impuestos de Olomouc solicitó a las autoridades de la ciudad información sobre todas las bodas en un periodo determinado y pidió a recién casados proporcionar información acerca del costo del banquete y el número de invitados que asistieron a sus nupcias. Según el portal web esta misma petición también fue enviada a recién casados que incluso tuvieron celebraciones modestas en sus hogares.

La noticia causó un escándalo y expertos legales afirman que la Oficina de Impuestos ha sobrepasado sus poderes. El director de la Oficina Central de Impuestos mandó rápidamente a la ciudad de Olomouc auditores después de que la ministra de finanzas Alena Schillerová tratara de calmar las aguas, anunciando a reporteros que este tipo de comportamiento era inaceptable, que este no era el propósito de la ley de registro electrónico de transacciones, indicando que habrá sanciones sobre aquellos responsables de la iniciativa de la oficina de Olomouc.

Por otro lado, la oficina local dijo que actuó sobre información recibida de ciudadanos que señalaron repetidas violaciones de la ley por parte de algunos dueños de restaurantes, quienes cerraban sus locales para fiestas privadas sin registrar ninguna ganancia durante este día. Un debate sobre el hecho surgió en la Cámara Baja cuando políticos de la oposición exigieron una explicación a la ministra de finanzas. Schillerová dijo que si bien la oficina fiscal tenía el derecho de solicitar información sobre el lugar del banquete de bodas y cómo este había sido pagado, esta petición debió haber sido ampliamente justificada. Explicó que se sorprendió bastante al enterarse de que la oficina no había contactado a una pareja de recién casados, sino a 95. Así mismo, afirmó que esperaba una aproximación más racional y sensible en el futuro.

18-10-2018