La República Checa desea participar en la renovación posbélica de Irak

15-04-2003

La guerra en Irak está prácticamente decidida. Tras ocupar la capital iraquí, Bagdad, los aliados ocuparon el último bastión del régimen de Sadam Hussein, la ciudad de Tikrit, situado al norte del país. Cuánto más se va acercando el fin de la lucha en el campo de batalla, empieza a proyectarse otro combate: esta vez en el campo económico. La cuestión es: ¿Cómo restablecer la economía de Irak y quién participará en la renovación posbélica de ese país?

Capital iraquí, Bagdad de hoy, foto: CTKCapital iraquí, Bagdad de hoy, foto: CTK Las empresas estadounidenses empiezan a luchar por conseguir encargos económicos en el Golfo Pérsico. En la ciudad iraquí Nasiriya se inicia este martes una conferencia acerca de la renovación posbélica de Irak, en la que participarán EE.UU., Gran Bretaña, Australia y Polonia, es decir los aliados que tomaron parte activamente en la operación 'Libertad Iraquí', pero son muchos los países que tienen intereses en Irak y no quieren perderlos.

Irak es el segundo productor de crudo en el mundo, sin embargo, ni siquiera los recursos obtenidos por el petróleo serían suficientes para cubrir su enorme endeudamiento estatal que asciende a unos 127 mil millones de dólares. Los EE.UU. exhortaron a los mayores acreedores de Irak - Alemania, Francia y Rusia - a que condonen las deudas iraquíes alegando que los ciudadanos no deberían sufrir por el endeudamiento del régimen de Sadam Hussein, pero esas potencias lo rechazaron.

También la República Checa tiene en Irak haberes equivalentes a cientos de miles de dólares. Checoslovaquia, bajo el régimen comunista, es decir, hasta el año 1989, mantuvo buenas relaciones económicas con ese país y de aquella época proviene la deuda estatal. El primer ministro checo, Vladimír Spidla, indicó que el Gobierno no ha recibido hasta el presente ninguna propuesta respecto a la deuda de Irak.

Ciudad de Tikrít, foto: CTKCiudad de Tikrít, foto: CTK "Dos empleados del Ministerio de Industria participarán en las negociaciones correspondientes a nivel internacional. Nosotros definiremos la deuda iraquí y creo que no saldremos perdiendo".

El ministro de Finanzas, Bohumil Sobotka, señaló que no es posible perdonar la deuda sin otras consecuencias, por otro lado, admitió que el Gobierno checo discutirá esa posibilidad en caso de que lo solicite EE.UU. Por ejemplo, a principios de los años 90 la RCh condonó una parte de la deuda estatal a Nicaragua.

La empresa Technoexport es la única compañía checa que sigue manteniendo su sucursal en Bagdad. Hasta el año 1990 dicha casa suministró a Irak equipos para elaborar el crudo. El director general de la empresa, Josef Cílek, señaló que una vez terminada la guerra, la firma espera poder reanudar sus actividades en esa zona.

"En estos días, por supuesto, no sabemos, si el edificio con nuestras oficinas sigue existiendo o no. Creemos que sí, porque no se encuentra en la parte de Bagdad que fue bombardeada, así que en cuanto podamos, haremos todo lo posible para reanudar las actividades de esa oficina".

Ministro de Industria, Milan Urban y ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdik, foto: CTKMinistro de Industria, Milan Urban y ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdik, foto: CTK Especialistas del Ministerio de Industria y Comercio van a averiguar en Irak las posibilidades de cómo las empresas checas podrían intervenir en la renovación de Irak. El director general, Josef Cílek, precisó qué servicios podrían ofrecer las compañías checas.

"Pueden ofrecer, sobre todo, trabajos de proyección, ya se trate de proyectos básicos o de su realización. Pueden proporcionar asimismo sus propios equipos, así como el know-how de puesta en marcha de las instalaciones o formación de personal. En resumen, pueden facilitar todos los servicios que ofrecían en Irak desde los 70 a lo largo de 20 años".

Además de una participación directa en la renovación de Irak, se ofrece otra posibilidad indirecta. Una delegación de unos 20 jefes de empresas checas, encabezada por el ministro de Industria, Milan Urban, viajará en mayo a EE.UU. donde las empresas checas negociarán sobre las posibilidades de ser subcontratistas de las casas estadounidenses que tomen parte en la reconstrucción de Irak.

15-04-2003