Los checos cambian los destinos de sus vacaciones por temor al terrorismo

19-02-2016

Los ataques terroristas que se produjeron en países del norte de África en los últimos años, tienen como resultado que los checos, al igual que los habitantes de otros países, van cambiando los destinos predilectos de sus vacaciones. En vez de veranear en Egipto y Túnez, prefieren viajar por ejemplo a España, Italia y Bulgaria.

Sharm el-Seikh, Egipto, foto: Marc Ryckaert, CC BY 3.0Sharm el-Seikh, Egipto, foto: Marc Ryckaert, CC BY 3.0 La caída del interés de los checos por los viajes a Egipto, Túnez y Marruecos comenzó a ser evidente hace aproximadamente un año, según indicó Kateřina Petříčková, de la Asociación de las Agencias de Viaje. Esto se debe a que las personas se interesan más por su seguridad y evitan viajar a lugares donde no es posible descartar la posibilidad de nuevos ataques terroristas.

Por ese mismo motivo, al decidirse ahora dónde pasar las vacaciones, los checos escogen centros turísticos tradicionales europeos que consideran seguros. Figuran entre ellos zonas recreativas de España, Croacia, Grecia y Bulgaria. Estos países son los más solicitados igualmente por los turistas de países de Europa Occidental y Rusia.

Aproximadamente un 12% de los turistas checos cambiaron el destino de sus vacaciones el año pasado por temor al terrorismo, teniendo que pagar por el cambio elevadas sumas de multa. Este año las agencias de Chequia modificaron su política y, en caso de empeorar la situación en algún lugar, sus clientes pueden cambiar el viaje una semana antes de salir, sin tener que pagar la multa.

Según un reciente sondeo del portal de viajes Invia.cz, el precio de un viaje turístico de una semana con una agencia llega este año a unos 500 euros por persona en promedio, o sea que cuesta unos 26 euros más que el año pasado. En el caso concreto de Grecia los interesados tendrán que pagar unos 60 euros por persona más que en 2015.

19-02-2016