Los checos gastaron en juguetes 220 millones en 2015

19-04-2016

En la República Checa se gastó el año pasado una suma récord en juguetes, más de 220 millones de euros, de los que una cuarta parte va destinada a merchadising de películas como Star Wars o Los Minions.

Foto: Pixabay / public domainFoto: Pixabay / public domain El interés de los pequeños, y no tan pequeños, por los juguetes sigue creciendo en la República Checa. El año pasado se gastaron en este tipo de artículos más de 220 millones de euros, lo que supone una cifra récord. De esta forma cada familia gastó por niño un promedio de 211 euros. Si se agrupa a los niños por edades, un estudio sitúa el gasto de los mayores de 10 años en más de 370 euros, según afirma la Asociación para Juguetes y Juegos.

Una tendencia interesante es la alta proporción de merchadising entre los juguetes que se compran en la República Checa. Peluches, muñecos, juegos de mesa, rompecabezas o lápices basados en personajes de películas como Cars, Star Wars, Frozen o, sobre todo, Los Minions, son cada vez más deseados por los niños checos. De hecho el año pasado estos productos supusieron una cuarta parte del gasto total en juguetes.

A este fenómeno contribuye también el afán coleccionista de los adultos, que pueden hacerse con artículos de merchadising como hobby y, en ocasiones, como inversión. Una figura de edición limitada del personaje de una película de éxito puede valer tranquilamente más de 3.000 euros. Cualquiera de estos productos de coleccionista puede costar va los dos o tres años el triple de su precio original.

Topito y sus amigos, foto: ČTTopito y sus amigos, foto: ČT En este sentido la República Checa no solo importa personajes de películas y series, sino que también los exporta. El Topito, personaje infantil checo, vende muñecos y otros juguetes en países como Hungría o Israel. Gracias al campeonato del mundo de hockey del año pasado, se hicieron populares también sus mascotas, los conejos de dibujos animados checos Bob y Bobek.

Algo parecido ha pasado con los personajes del cómic infantil Čtyřlistek, que protagonizaron una serie de sellos de correos. Solo de la estampilla con la perrita Fifinka se vendieron en medio año más de tres millones de unidades. Se trata así de la serie de sellos más vendida de la historia checa.

19-04-2016