Los checos se mantienen como los mayores consumidores de cerveza del mundo

13-01-2004

"El pan líquido de cada día", así denominan tradicionalmente los checos la cerveza, bebida por la que esta nación centroeuropea tiene una dedicación especial.

El verano pasado demostró una vez más que el calor es un buen amigo de la cerveza, ya que el consumo de esta bebida, rubia o morena, aumenta entre los checos al ritmo del mercurio en los termómetros.

Según anunciara el presidente de la Unión de Cervecerías Checas, Jan Veselý, los checos mantienen su récord en el consumo mundial de cerveza. El año pasado se bebieron en la República Checa 162 litros de cerveza per cápita.

Tomando en cuenta que el país tiene 10 millones de habitantes en la estadística se incluyen niños lactantes, mujeres y ancianos, lo que a la vez significa que cada ciudadano bebió en promedio una jarra de medio litro de cerveza diariamente. La producción total del año pasado, según los primeros resultados fue de 18,5 millones de hectolitros de cerveza.

Las exportaciones superaron los dos millones de hectolitros y exportaron tanto empresas grandes como medianas. Todos los productores de cerveza coinciden en que las altas temperaturas del verano ayudaron a incrementar las ventas.

Sobre el tema hablamos con un bebedor tradicional de cerveza.

"La cerveza me gusta, porque me ayuda a saciar la sed, además la cerveza me gusta porque puedo beberla en grandes cantidades"

Para los checos la cervecería es el lugar de reunión por excelencia. Se reúnen ahí los amigos para conversar, para resolver problemas, para... "cambiar el mundo", en fin todo va mejor si se analiza en compañía de los amigos y de una buena cerveza.

En la cervecería se habla de política, de mujeres, de música, de fútbol, se entablan amistades. La cerveza es el denominador común de millones de personas en la República Checa.

Se vende a personas mayores de 18 años y la beben tanto hombres como mujeres. Las jarras de cerveza son de medio litro y su temperatura es más bien fría, pero no helada.

"Me gusta mucho la cerveza, es una bebida muy agradable, pero sobretodo me atrae el hecho de que se trata de un momento para compartir con los amigos".

Los expertos en el tema coinciden en que la República Checa dispone de los tres elementos principales para la fabricación de buena cerveza.

"Siempre hemos tenido las tres principales materias primas para fabricar buena cerveza, o sea cebada, lúpulo y agua. Además los maestros cerveceros desarrollaron las mejores técnicas para fabricar cerveza de alta calidad", explicó Jaroslav Cepicka de la Unión de Cerveceros Checos.

Entre las cervezas checas más consumidas el año pasado destacan Pilsner Urqell, Staropramen, Velkopopovický Kozel y Bernard, informaron fuentes de la Unión de Cerveceros Checos.

Y al hacer la comparación del comsumo de cerveza per cápita en el mundo, tomando en cuenta la proporción de habitantes por país, la República Checa encabeza la lista con 162 litros por persona al año, seguida por Irlanda con 146 litros y Alemania con 123 litros.

En España el consumo de cerveza es de 77 litros por persona y año, mientras que en Venezuela es de 70 litros y Aruba sorprende en el continente americano con un consumo de 117 litros de cerveza por persona.

13-01-2004