Los checos también gastan miles de euros en productos de lujo

08-02-2016

El mercado mundial de productos de lujo registra un continuo crecimiento, habiéndose triplicado durante los últimos veinte años. Según un estudio de la compañía Bain & Company, más de 330 millones de personas del mundo entero gustan de gastar ostentativamente, y los checos no quedan a la zaga en este aspecto.

Foto: Oleg FetisovFoto: Oleg Fetisov Durante los últimos seis años se asentaron en Chequia, concretamente en Praga, trece marcas de lujo, de las que la mayoría se centran en la moda. Además de prendas de vestir de gama alta, los checos que tienen recursos financieros suficientes suelen comprarse superautos y joyas, y gastan también en viajes a tierras lejanas donde se alojan en los mejores hoteles.

La mayor concentración de tiendas con productos de lujo de la República Checa se encuentra en Praga, concretamente en la calle Pařížská. No obstante, últimamente esta ‘zona exclusiva’ se va extendiendo a otros lugares de la capital, por ejemplo a las calles Rytířská, Široká y Havířská. Además de checos, que representan la mitad aproximadamente de los clientes de los comercios en la calle Pařížská, hacen compras en ellas los turistas extranjeros, en especial los de Rusia y China.

Sin embargo, según afirman especialistas en moda, los productos de algunas marcas de lujo se venden en Chequia a un precio demasiado elevado en comparación con otros países. En algunos casos el precio en Praga alcanza el doble. Pero la situación va mejorando gracias a un mayor conocimiento que van adquiriendo los consumidores checos sobre la situación en el mercado de otros países y a la gran competitividad.

Los checos se gastan millones de euros anualmente en productos de lujo como vestidos, trajes, carteras, joyas, zapatos y automóviles, al igual que los ciudadanos adinerados de otros países. Según datos oficiales, se gastan cada año 800.000 millones de euros en el mercado mundial de artículos de lujo. Y los que más adquieren este tipo de artículos son los rusos y los chinos, mientras que los gastos de los checos suelen ser de miles de euros y se asemejan a los de los ciudadanos de otros países europeos.

08-02-2016