Los inmuebles serán más caros el próximo año

12-10-2015

El precio de los inmuebles en Chequia se incrementará el próximo año en un 6% aproximadamente, especialmente en el caso de Praga y Brno, las dos mayores ciudades del país. Así se desprende de los análisis más recientes elaborados por las mayores compañías inmobiliarias del país.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga Cada vez más checos prefieren comprar un apartamento o casa propia que tener que pagar alquiler. Aunque la mayoría de las personas se ve obligada a pedir una hipoteca al banco para la vivienda, afirman que el pago de ésta resulta más rentable que pagar cada vez más por el arrendamiento.

Durante los primeros seis meses de este año se pidieron prestado a los bancos unos 3.246 millones de euros para adquirir una vivienda, lo que fue unos 738 millones más que en 2014. Los intereses hipotecarios rondan actualmente el 2%, pero la mayoría de los bancos comenzaron a incrementarlos.

Aumentan igualmente los precios de los inmuebles en Chequia, en especial en el caso de las viviendas nuevas. Los constructores calculan un incremento medio del precio de sus viviendas de entre el 5% y el 6% en los próximos dos años. Donde más se hará notar el encarecimiento será en la capital Praga y en Brno. En las regiones dependerá de cada localidad y cada proyecto de construcción, según afirman los analistas.

El encarecimiento se debe mayormente al incremento del precio de los materiales y trabajos de construcción, así como a la creciente demanda de pisos y casas nuevas. Se calcula por ello que por ejemplo que en Praga podrían venderse antes de finales de este año unos 7.000 apartamentos aproximadamente.

Los economistas sostienen que la gente está mucho más dispuesta que antes a pedir una hipoteca o préstamo al banco para adquirir una vivienda porque confían en un favorable desarrollo económico del país. Los especialistas advierten sin embargo ante un optimismo exagerado y sostienen que las hipotecas las solicitan frecuentemente personas de bajos recursos y trabajo inestable.

El Banco Central confía en la razonabilidad de las casas bancarias en el país en la concesión de las hipotecas, al tiempo que recomendó que el plazo máximo de su pago por parte de los acreedores no sobrepase los 30 años.

12-10-2015