Los míticos coches de juguete Faro cobrarán nuevo impulso

12-12-2016

Petr Homolka, dueño de decenas de cadenas de juguetes como Sparkys y Bambule, ha comprado la fábrica de Pilsen que producía circuitos de coches de carreras de juguetes bajo la marca Faro, informa iDnes.cz. El sistema de estos juguetes de carrera fue popular en todo el bloque soviético.

Foto: FaroFoto: Faro El dueño de la compañía Wormelen group ha ganado un 51% de participación en FARO factory, empresa nacional que en la antigua Checoslovaquia comunista producía circuitos de coches de carreras desde 1960. Según iDnes, la firma era el único productor de tales circuitos eléctricos de carreras en Checoslovaquia. Por aquel entonces, Faro producía 100.000 unidades al año.

Hoy en día, el volumen de su producción es mucho menor, pero la demanda es alta. Actualmente los juguetes de coches de carreras, populares entre los más nostálgicos, se ha agotado momentáneamente. No obstante, la entrada del nuevo propietario cambiará eso, ya que se espera que la producción de este juguete aumente.

El señor Homolka dijo que sería una lástima dejar morir este producto. El empresario se inició en el sector el año pasado cuando compró más de 100 tiendas de Bambule, Sparkys y HM Studio shops. Homolka admitió que la nostalgia había desempeñado un papel fundamental. Sugirió que existía la posibilidad de impulsar la producción nacional de juguetes. Es decir, ¿Por qué importar artículos que podrían ser producidos en casa?