Los pianos checos Petrof consiguen los mejores resultados en 9 años

18-06-2018

La marca de pianos más emblemática de la República Checa, Petrof, confirma su recuperación y crece espectacularmente en 2017.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová El fabricante de pianos checo Petrof registró el año pasado una facturación de 9,5 millones de euros, un aumento del 9% respecto al año anterior.

Zuzana Ceralová Petrofová, foto: archivo PetrofZuzana Ceralová Petrofová, foto: archivo Petrof La compañía, que tuvo que superar una gran crisis en la primera década del nuevo milenio, ha crecido durante cuatro años consecutivos y las ventas del año pasado fueron las más altas en los últimos nueve años. Su beneficio aumentó en un 50% en 2017, a casi medio millón de euros.

"El año 2017 fue definitivamente el más exitoso desde 2004, cuando asumí el liderazgo de la compañía", dijo en un comunicado la presidenta de Petrof, Zuzana Ceralová Petrofová.

La empresa familiar de Hradec Králové, que comenzó a producir pianos en la década de 1860, se vio seriamente afectada por la crisis financiera mundial. Como resultado, se vio obligada a despedir a cerca de la mitad de su plantilla en 2009 y pasar a producir muebles de cocina de lujo para sobrevivir a la crisis.

La compañía vende sus pianos en 65 países en todo el mundo. Los principales mercados de destino incluyen China, Rusia y Japón, así como Alemania, Francia y Gran Bretaña.

El año pasado, Petrof abrió un centro cultural y de negocios llamado Petrof Gallery en sus instalaciones, que incluye un music hall para 500 personas y un museo que documenta la historia de la producción de piano de Petrof.

"Nos gustaría presentarnos no solo como pianistas, sino también como partidarios de la cultura y la educación musical en la región de Hradec Králové", dijo Ceralová Petrofová en el comunicado de prensa de la compañía.