Los precios bajarán en el mercado de datos móviles

21-08-2017

La Oficina Checa de Telecomunicaciones (ČTÚ) ha tomado la decisión de que no existirán condiciones competitivas en el mercado de servicios de datos móviles, según ha publicado el diario Hospodářské Noviny.

Foto: Pixabay, CC0 Public DomainFoto: Pixabay, CC0 Public Domain La actual situación en el sector de las redes de telefonía móvil provocaba un mantenimiento de los altos precios. Debido a ello, la Oficina Checa de Telecomunicaciones tomará cartas en el asunto, algo que, bajo la opinión de algunos críticos, debería haber hecho hace mucho tiempo.

El principal problema al que tiene que enfrentarse la oficina es que las tarifas de datos móviles en República Checa son tres veces más altas que, por ejemplo, en Polonia, superando incluso a Austria, un país mucho más rico.

Además, las grandes operadoras como Vodafone, O2 y T-Mobil contribuyen a dificultar la bajada de precios. Estas compañías revenden espacio en las redes a los operadores virtuales en condiciones tan estrictas y poco atractivas que solo les queda rechazarlas e intentar subsistir con sus pequeños beneficios.

Josef Chomyn, uno de los expertos de ČTÚ, ha declarado al periódico que se espera que un ataque a las condiciones de reventa de las principales empresas pueda provocar el descenso de los precios. Aun así, todavía confían en que las operadoras bajen las tarifas antes de que sean forzadas a hacerlo, ha añadido.

La reacción más directa y dura que podría desarrollar la oficina es intervenir y dictar los precios directamente a las compañías de telefonía móvil. El coordinador gubernamental de la economía digital, Ondřej Malý, ha comentado que deben mandar una señal clara de que no están contentos con el momento que vive el mercado de datos móviles.

Conseguir un mercado eficiente es el objetivo fundamental de la oficina, para así conseguir avanzar en el campo de las aplicaciones y servicios móviles y mejorar las condiciones del mercado electrónico en los próximos años.

21-08-2017