Los turistas checos descubren los Emiratos Árabes Unidos

23-05-2016

Unos 30.000 checos visitaron el año pasado los Emiratos Árabes Unidos. Las agencias de turismo calculan que este año su número será aún mayor, ya en vista de que en los vuelos entre Praga y Dubái se usa desde el 1 de enero el avión de pasajeros más grande del mundo, el Airbus A380, que tiene dos pisos. Sin hablar de los grandes atractivos turísticos que ofrece el país árabe.

Dubái, foto: Joi Ito, CC BY 2.0Dubái, foto: Joi Ito, CC BY 2.0 El número de turistas checos que escogen los Emiratos Árabes Unidos como lugar de sus vacaciones se incrementa en los dos últimos años, lo que se debe en especial a que consideran ese país mucho más seguro que Turquía o Egipto, y a la suspensión del régimen de visados entre los dos países. Aumenta igualmente la cantidad de hombres de negocios que viajan al país árabe en busca de nuevos contactos y posibilidades de intercambio comercial.

Además de una situación de seguridad estable, los Emiratos Árabes ofrece buenas condiciones climáticas, hoteles con muy buenos servicios, playas limpias y agua de mar caliente, así como amplias posibilidades de hacer compras a precios relativamente bajos, la práctica de esquí sobre la arena, viajes al interior del país y mucho más.

Muy importante es igualmente la buena comunicación aérea entre los dos países. Junto con vuelos regulares entre Praga y Dubái de la compañía Emirates, hay otros vuelos diarios de la compañía Flydubai, y cuatro veces a la semana vuela en ese trayecto la compañía Smartwings, que a partir de octubre introducirá vuelos diarios, y utilizará en ellos la aeronave Airbus A330, con una capacidad para aproximadamente 350 pasajeros.

23-05-2016